Felices fiestas… sin vacaciones

El 52% de los americanos no se toma sus vacaciones pagadas

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Felices fiestas… sin vacaciones

Ahora que hay menos demandantes de empleo por cada oferta de trabajo en el mercado, hay empresas que están compitiendo por la mejor mano de obra no solo con mejores salarios  sino también mejores paquetes de beneficios como licencias por maternidad o paternidad y vacaciones.

El problema es que la cultura laboral entre los estadounidenses impide que estos realmente disfruten de un periodo en el que se mitiga el estress y se aumenta la creatividad.

Según una encuesta de Bankrate, más de la mitad de los trabajadores que tienen vacaciones pagadas no las usan en su integridad durante el año. El 30% de los americanos de hecho se deja entre siete y 10 días sin tomar. Quienes más dispuestos están a donar ese tiempo a la empresa son los mileniales más jóvenes, los que tienen entre 18 y 25 años de edad. El 25% de ellos no tienen intención de usar ninguno de los días a los que tienen derecho para descansar, cambiar de aires y renovar las fuerzas.

Quienes tienen más experiencia laboral si se toman más días aunque un 6% de los miembros de la Generación X tampoco planifica este tiempo sin trabajar.

“Esta actitud de adicción al trabajo es muy profunda en nuestra cultura pero trabajar más horas y sacrificar vacaciones no convierte a nadie en un mejor empleado o permite escalar posiciones más rápidamente”, explica Sarah Berger, experta en finanzas personales de Bankrate.com. “Sin vacaciones para recargar la energía, los empleados pueden encontrarse estresados y enfermos, algo que tiene un impacto directo en el resultado del trabajo”.

¿Y por qué no se usa este tiempo libre?

El 35% afirma que quiere unir el tiempo de vacaciones para planificar una escapada mayor (hay empresas que permiten que se unan y que se acumulen durante un tiempo) o tomar más tiempo fuera del trabajo en caso de un evento especial. Pero no todos están “ahorrando” para el futuro. El 23% aduce que tiene mucho trabajo como para irse, el 16% expresa que lo que les gusta es trabajar y el 13% dice que no tiene dinero para hacer nada con el tiempo que se les da. Solo el 4% teme perder su puesto de trabajo.

De hecho, más de la mitad de los trabajadores preferirían que le pagaran más en vez de tomarse las vacaciones.

Otro problema es que más de la mitad de quienes se van de vacaciones lo hacen con sus computadoras y teléfonos móviles. Muchos de ellos seguirán mirando su correo electrónico y algunos sacarán tiempo para terminar algunas de las labores pendientes.

Las vacaciones ilimitadas

Una de los experimentos que se están ensayando son las vacaciones ilimitadas que dependan de las necesidades y la madurez de los trabajadores. Los resultados no son del todo alentadores. Una de las cosas que se ha detectado en las agencias de publicidad que las usan es que culturalmente no se termina de admitir y hay resentimiento frente a quienes las toma por parte de los que llevan más tiempo en la compañía y no lo hace.

Por otro lado, al no ser obligatorias, se corre el peligro de que nadie las tome. Sobre todo porque en las empresas modernas se trabaja mucho entorno a las necesidades de clientes y estos no siempre se toman vacaciones en sus objetivos.

Netflix es una de las empresas que tienen este tipo de cheque en blanco vacacional para sus empleados pero no todos lo aprovechan.

 

 

Te recomendamos