Activistas de izquierda y de derecha se alistan para batalla por confirmación de Jeff Sessions

Los activistas de ambos bandos destacan los pros y contras del posible fiscal federal

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Activistas de izquierda y de derecha se alistan para batalla por confirmación de Jeff Sessions
Entre otras cosas, Sessions ha dicho que los dominicanos "no son útiles" para los EEUU.

WASHINGTON.- Centenares de grupos de izquierda y de derecha se alistan desde ya para la que se ha descrito como la “madre de todas las batallas” en torno a la confirmación en el Senado del senador republicano por Alabama, Jeff Sessions, como próximo fiscal general y secretario de Justicia.

Sessions fue seleccionado por el presidente electo, Donald Trump, para titular del Departamento de Justicia poco después de ganar la elección pero, desde entonces, su nombramiento ha generado tanto elogio como rechazo en todo el espectro político del país.

Sessions fue leal a Trump desde el principio pero ha sido una figura polémica en la política nacional, aunque grupos conservadores lo elogian por sus posturas de “mano dura” contra los inmigrantes –se opone a una reforma migratoria integral-  y otros asuntos de derechos civiles de las  mujeres y minorías en EEUU.

El Comité Judicial del Senado prevé iniciar las audiencias de confirmación entre el 10 y 11 de enero próximo, y cerca de 150 grupos progresistas, incluyendo “Color of Change” y “People for the American Way” (PFAW), han iniciado una campaña de presión y de anuncios para frenar el avance de Sessions en el Senado.

Otros grupos progresistas, bajo el paraguas de la coalición “Leadership Conference on Civil and Human Rights”, también preparan una serie de acciones en contra de Sessions.

Clarissa Martínez, vicepresidenta del Concejo Nacional de La Raza (NCLR), que forma parte de esa coalición, explicó hoy a este diario que los activistas ya han tenido un diálogo con el entrante líder de la minoría demócrata en el Senado, Charles Schumer, para expresar su oposición a Sessions.

“Hemos dejado muy en claro nuestra oposición al nombramiento del senador Sessions, en vista de sus posturas y acciones en un amplio abanico de asuntos, incluyendo el derecho al voto, inmigración, los derechos de los homosexuales, y los problemas del sistema de justicia criminal”, señaló Martínez.

“Sessions ha sido nombrado a un cargo que requiere un árbitro equitativo en la administración de justicia… necesitamos a alguien que vele por las poblaciones vulnerables que necesitan protección, y que sus derechos sean respetados”, agregó.

Según Martínez, tanto los 300 grupos afiliados a NCLR como otros grupos cívicos en todo el país prevén contactar a sus representantes en el Senado no solo para expresar su preocupación por el nombramiento de Sessions sino también para exigir una respuesta y un “riguroso proceso de audiencias” para examinar su historial de 41 años de servicio público.

La semana pasada, la Agenda Nacional de Liderazgo Hispano (NHLA) adoptó una resolución contra Sessions

Otros grupos como la organización afroamericana “NAACP” y la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU), también preparan campañas de presión política en su contra.

La derecha también se moviliza

Mientras, grupos conservadores también hacen lo propio para respaldar a Sessions.  La llamada “Red sobre Crisis Judicial” (“Judicial Crisis Network”) lanzó recientemente una página web y un video para elogiar, en imágenes y comentarios de otros fiscales, la obra y figura del polémico senador, que también fue fiscal general en Alabama.

Como fiscal en Alabama, “Sessions enjuició con éxito a narcotraficantes y criminales violentos, a políticos corruptos, y a criminales de cuello blanco, y su historial demuestra que tiene un compromiso absoluto con la justicia equitativa al poner al pueblo por delante de los poderosos intereses especiales”, argumentó Carrie Severino, abogada y directora de política de “Judicial Crisis Network”.

El grupo ha acompañado su video con una campaña de anuncios digitales, dirigidos principalmente a los líderes del Senado.

Líderes republicanos del Senado también se han dado a la tarea de difundir cartas de 108 exfiscales, designados por gobiernos demócratas y republicanos, que apoyan a Sessions.

Sessions ya había sido rechazado en 1986 para un cargo como juez federal, en parte por unos comentarios racistas que hizo y críticas a grupos defensores de los derechos civiles, aunque él sostiene que nunca dijo nada indebido.

En enero próximo, los republicanos controlarán la Casa Blanca, ambas cámaras del Congreso, y el poder judicial. No está claro si, desde la minoría, los demócratas podrán bloquear la confirmación de Sessions, aunque algunos ha prometido hacer ruido.

Sessions solo requerirá una mayoría simple, de 51 votos, para su confirmación en el cargo, en reemplazo de Loretta Lynch.

Te recomendamos