Demandan a recicladora de Boyle Heights por incendio de basura que duró seis semanas

El procurador municipal acusa a Clean Up America, ubicada en el 2900 al este de la Calle Lugo, de ser una amenaza para la salud y la seguridad de la zona

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Demandan a recicladora de Boyle Heights por incendio de basura que duró seis semanas
Imagen muestra el incendio ocurrido en la empresa Clean Up America. /Cortesía de la Procuraduría de Los Ángeles
Foto: Cortesía / Procuraduría de Los Ángeles

Un centro de reciclaje de Boyle Heights está repleto de promontorios de basura que miden hasta dos pisos y representa un peligro para la salud de las empresas cercanas y del público, dijo la oficina del procurador de Los Ángeles en una demanda presentada esta semana.

La querella es contra Clean Up America, ubicada en el 2900 al este de la calle Lugo, después de un incendio en septiembre que duró varias semanas.

La oficina del procurador municipal dice que los dueños de la propiedad han mostrado una “descarada indiferencia” por las regulaciones ambientales y municipales.

“Las condiciones en esta instalación suponen un grave peligro para este vecindario y un riesgo para la salud y la seguridad de las instalaciones de procesamiento de alimentos en las cercanías”, dijo el procurador Mike Feuer al anunciar la demanda. “Vamos a luchar para proteger al público y asegurar que se respeten importantes normas ambientales, de salud y seguridad”.

Según la demanda, Clean Up America tenía permisos que le permitían almacenar 2.8 millones de libras de basura en pilas de hasta 12 pies, siempre y cuando el material fuera procesado dentro de 15 días.

Pero cuando se prendió en llamas un promontorio de basura el 18 de septiembre, la propiedad tenía 22 millones de libras de basura en montañas de hasta 25 pies de alto, 252 pies de largo y 250 pies de ancho, sostiene la ciudad.

“La montaña de basura de los acusados no dejaba espacio para las vías de acceso a los bomberos o las líneas de propiedad como lo exigía la ley”, de acuerdo con la demanda. “Como resultado, inicialmente, los bomberos no pudieron obtener acceso directo al fuego, y en su lugar tuvieron que apuntar mangueras de agua hacia los promontorios desde una propiedad adyacente”.

El desagüe de humo y agua de la lucha contra el fuego también planteó riesgos para la salud, dice la ciudad.

Clean Up America ofreció ayudar a limpiar el sitio pero finalmente no pudo —su equipo estaba enterrado en la basura, dice la demanda. Tardaron días en apagar el fuego y luego otras seis semanas para apagar los remanentes del incendio de que se prendieron días después.

Pero a pesar del incendio y la subsiguiente orden de la ciudad de cesar y desistir de todas las operaciones, Clean Up America siguió recibiendo basura hasta la semana pasada, dijo la ciudad.

El incendio de septiembre ocurrió después de más de un año de notificaciones, reprimendas y acuerdos entre la ciudad, el estado y la compañía para poner en conformidad la propiedad de la Calle Lugo con reglamentos del medio ambiente.

La demanda interpuesta esta semana busca quitarle la propiedad a sus dueños, una decisión que debará tomar un juez.

La compañía no había respondido a llamadas de La Opinión pidiendo un comentario.

Te recomendamos