Lunes 23 de Enero 2017

Coyotes urbanos, unos problemáticos vecinos permanentes en Los Ángeles

Residentes de un vecindario del este de Los Ángeles denuncian la presencia continua de estos animales salvajes en la zona

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Coyotes urbanos, unos problemáticos vecinos permanentes en Los Ángeles
Los coyotes han matado a muchas mascotas en el área cerca del parque City Terrace, y los vecinos temen que algún día ataquen a niños.
Foto: Archivo

Un vecindario del este de Los Ángeles vive atemorizado por un grupo de coyotes que ronda sus hogares. Los dueños de casas cerca del parque City Terrace dicen que desde hace seis meses se ha visto un incremento de coyotes que pasean libremente a todas horas del día.

“Yo veo a los coyotes cuando entran a mi patio, pero yo meto mis perritos a la casa”, dijo María Luna, cuya casa está localizada en una esquina al cruzar el parque. Su barda lateral de alrededor de cuatro pies de altura es poca seguridad contra los coyotes.

María Luna dice que los coyotes usualmente se brincan por la barda lateral a su patio. (Jacqueline García)
María Luna dice que los coyotes usualmente se brincan por la barda lateral a su patio. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Luna dijo que en el pasado los coyotes ya le mataron a dos perritos en un período de tres meses. “Aquí en el vecindario han matado varios perritos, gatos y otros animales también”, aseguró.

Algunos vecinos dijeron que usualmente ven a los coyotes caminar bajo el puente de la autopista 10 cerca de la Universidad Estatal de California, Los Ángeles y suponen que ahí esta su guarida.

Victoria Villa, quien vive a unas casas de distancia de Luna, dijo que ha sufrido pérdidas similares. “Los coyotes se brincan mi barda y ya se metieron y se comieron a mis dos perritos”, dijo Villa. “Mi hija de 11 años estuvo en depresión porque extraña a su perrito”.

La mascota de la familia Villa fue deborada por un coyote en City Terrace. (Suministrada)
La mascota de la familia Villa fue devorada por un coyote en City Terrace. (Foto: Suministrada)

Villa dice que lo incómodo del caso es que han llamado al Departamento de Control de Animales varias veces pero “nunca llegan”.

Por su parte Martha Jiménez, quien vive al cruzar la calle del parquet, dice que temen que algún día el problema escale y los coyotes – en lugar de atacar a los animales pequeñospuedan dañar a algún niño o adulto.

“En Halloween los coyotes estaban alrededor cuando los niños salieron [a pedir dulces] y nos preocupa”, dijo Marta Torres, residente del área. Ella explicó que ya han visto al menos cinco coyotes y los pueden identificar “por tamaño y color”.

“Son como color blanquito y parecen como [perros] husky pero cuando los ves de cerca se ven con la cola diferente”.

Conviviendo con los coyotes

Los vecinos concordaron que no quieren que maten a los coyote,  solo que los trasladen a “espacios abiertos” o a lugares donde no puedan dañar a las personas.

Sin embargo, esta opción es casi imposible puesto que si un coyote es capturado no puede ser trasladado. Debe ser “sacrificado”.

Es ilegal remover a un coyote de su hábitat natural”, dijo Ken Pellman, portavoz con el comisionado del Departamento de Agricultura. “Trasladarlos significa una muerte corta y dolorosa”, añadió.

También pueden esparcir enfermedades y otros problemas si son trasladados, dijo el biólogo Justin Brown, quien trabaja en el estudio de animales salvajes como leones y coyotes en áreas urbanas.

Los coyotes son considerados animales salvajes y al intentar ponerlos en otra área se vuelven más agresivos. Si estos son encontrados por otros coyotes, los cuales ya clamaron territorio, pueden pelearse hasta matarse.

La respuesta más viable es que las personas deben aprender a vivir con los coyotes, dijo Brown. Se recomiendan sugerencias como crear una barda de alrededor de 8 pies de altura para evitar que los coyotes entren a las propiedades privadas y asustarlos cuando los vean.

Victoria Villa muestra la barda por la cual se brincan los coyotes al patio de su casa. (Jacqueline García)
Victoria Villa muestra la barda por la cual se brincan los coyotes al patio de su casa. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Un coyote no pesa más de 25 libras así que las personas pueden ser agresivas. Asústenlos hablando fuerte para que se vayan, caminen a la mitad de la carretera”, dijo Brown.

Pellman recomienda que la mejor sugerencia para no mantener los coyotes cerca es evitar a toda costa que haya comida cerca. “Deben crear un ambiente poco acogedor para los coyotes para que no entren a sus casas”, dijo Pellman. “No los alimenten, los coyotes usualmente se alimentan de roedores y víboras”.

Para mantener a la comunidad informada acerca del problema y la solución la oficina de la supervisora del área, Hilda Solís está trabajando en asociación con el Departamento de Agricultura para ofrecer una reunión informativa a la comunidad en las próximas semanas.

Para obtener mas información acerca de cómo convivir con los coyotes vea el folleto en: http://file.lacounty.gov/acwm/cms1_216238.pdf.

Te recomendamos