Jueves 19 de Enero 2017

Los tamales son los invitados de honor en la cena de Navidad

Desde el Día de Acción de Gracias hasta el Día de Reyes, se entregan alrededor de 10,000 tamales diarios en Tamales Liliana's en el este de Los Angeles

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Los tamales son los invitados de honor en la cena de Navidad
Willibaldo Galicia, empleado de Tamales Liliana's muestra una de las varias ollas de tamales en el negocio.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Mientras las ollas humeaban con el olor a tamales recién hechos, las personas hacían fila afuera de un restaurante en el este de Los Ángeles este jueves por la mañana. Sin importar la lluvia, uno tras otro, los clientes ordenaban una, dos o más docenas de tamales que serán la delicia de su cena navideña de este sábado.

Múltiples empleados del restaurante Tamales Liliana’s cobraban y entregaban las órdenes; salsa roja, salsa verde, pollo, puerco, de rajas, de dulce y de piña.

El estacionamiento del restaurante estaba tan repleto que se abrió uno adicional al cruzar la calle.

En en esta época navideña los tamales son parte de la tradición.

Un par de trabajadores de la ciudad de Vernon esperaron una hora en fila para llevar los tamales de su almuerzo navideño del trabajo. “¡Vale la pena!” dijo uno de ellos.

LEE TAMBIÉN: Los mejores lugares para comprar tamales en Los Ángeles

“Yo llevo una docena y media de chile verde”, agregó Rubén Noriega, residente de Los Ángeles. “Mi mamá ya esta media anciana y es mucha molestia para mis hermanas hacer tantos tamales”, añadió explicando que ha ordenado sus tamales en el mismo lugar por los pasados tres años.

“Yo usualmente cocino, pero esta ocasión quise llevar tamales”, aseveró la señora Josefina quien dijo compartiría sus tamales con su familia.

Trabajadores de Tamales Liliana's se apresuran a entregar las cientos de ordenes diarias. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Trabajadores de Tamales Liliana’s se apresuran a entregar las cientos de ordenes diarias. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Los tamales

La palabra “tamal” es de origen náhuatl y significa envuelto. Este se ha convertido en un platillo favorito de las familias latinas quienes comparten esta tradición culinaria de generación en generación. Los tamales son preparados de distintas formas según el país. En Centroamérica por ejemplo, los tamales son hechos con hoja de plátano mientras en México con hojas de maíz.

En el restaurante Liliana’s se preparan al estilo mexicano. Liliana Santoyo, supervisora del restaurante, dijo que esta temporada es exclusiva para los tamales pues estos se venden por miles a diario. “Todos [los tamales] se venden casi por igual, pero los que más piden son los de salsa roja con puerco”, explicó.

En Tamales Lilianas', un restaurante del Este de Los Angeles, cientos de personas llegan diariamente en busca del manjar de la cena de Navidad. (Aurelia Ventura/La Opinion)
En Tamales Lilianas’, un restaurante del Este de Los Angeles, cientos de personas llegan diariamente en busca del manjar de la cena de Navidad. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Desde el Día de Acción de Gracias hasta el Día de Reyes, se entregan alrededor de 10,000 tamales diarios, dijo Willibaldo Galicia, empleado del negocio. “La cantidad varía, a veces más y a veces menos, pero en Navidad es el mayor número”, explicó.

Mientras Galicia añadía agua a las ollas de tamales para que no se evaporara, explicó que hace un tiempo los de pollo habían sido en segundo lugar en la orden de tamales. “Pedían más de puerco, pero ya piden de pollo otra vez”, dijo

En la cocina alrededor de una docena de lumbres calentaban las ollas que cargan entre 120 a 200 tamales para salir recién hechos y ser entregados calientitos a los clientes.

Para comer y llevar a la casa

Rafael Sandoval, quien había llegado a comer junto a su esposa al restaurante, aprovechó para llevar cinco docenas de tamales. “Esta bien para quien quiera hacer línea si les vale la pena, y para mi sí [vale la pena]”, dijo Sandoval agregando que con su familia él es el encargado de llevar los tamales para la cena de Navidad.

Personas hacen fila afuera del negocio para comprar tamales. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Personas hacen fila afuera del negocio para comprar tamales. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Sandoval, quien creció en Boyle Heights, se considera un crítico experto en tamales y siempre busca los mejores. “Yo soy bien antojado…he comido tamales en toda el área desde la Cesar Chavez a Whittier Bulevar y encontré otro lugar en Walnut decente, pero sin duda este es el mejor”, dijo Sandoval.

Santoyo dijo que los tamales—a excepción de los de dulce y piña—se hacen con anticipación y se congelan para que estén listos en esta temporada. Los clientes usualmente hacen líneas de una hora de espera, pero el día de Navidad las filas son mucho más largas. El restaurante abre sus puertas a las 3:00 a.m. el 24 de diciembre para las personas que madrugan para llevarse su cena tradicional.

Te recomendamos