Descubren en Túnez “célula terrorista” vinculada al sospechoso del ataque en Berlín

Autoridades tunecinas informaron del arresto del sobrino de Anis Amri, el principal sospechoso del ataque perpetrado en un mercado navideño en Alemania, el lunes.

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Descubren en Túnez “célula terrorista” vinculada al sospechoso del ataque en Berlín
Este viernes, la organización radical autodenominada Estado Islámico publicó un video de Amri prometiéndoles lealtad.
Foto: AFP / Getty Images

Fuerzas de seguridad tunecinas arrestaron al sobrino de Anis Amri, quien es el principal sospechoso del ataque que el pasado lunes causó la muerte de 12 personas y dejó al menos 49 heridos cuando un camión embistió contra el tradicional mercado navideño de Berlín.

El tunecino Amri, de 24 años fue abatido a tiros por la policía italiana en la ciudad de Milán en la madrugada del viernes.

Junto al sobrino del atacante, otros dos jóvenes fueron detenidos en la noche de este viernes en el país africano.

Según el Ministerio de Interior, los tres hombres eran miembros de una “célula terrorista” .

En un comunicado, las autoridades tunecinas informaron que el sobrino de Amri había confesado que se mantenía en contacto con su tío a través de mensajes encriptados de la aplicación de mensajería instantánea Telegram.

Desde el gobierno de Túnez aseguran que estos tres jóvenes habían estado activos en las localidades de Fouchana, en las afueras de Túnez, y Queslatia, cerca de la localidad de origen de Amri (a unos 150 km al sur de la capital).

El comunicado agregó que Amri había enviado dinero a su sobrino para viajar a Alemania y unirse a un grupo yihadista, y lo alentó a prometer lealtad al llamado grupo islámico (IS).

Mientras tanto, los servicios de inteligencia en España están investigando una posible comunicación por Internet entre Amri y un residente español el 19 de diciembre, dijo el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a la estación de radio COPE.

Este martes, autoridades alemanas ofrecieron una conferencia de prensa en donde dieron un poco más de detalles de lo ocurrido en Berlín. Getty Images
Este martes, autoridades alemanas ofrecieron una conferencia de prensa en donde dieron un poco más de detalles de lo ocurrido en Berlín. Getty Images

Una amenaza inminente: Por Rana Jawad, desde Túnez

Túnez ha estado bajo presión para reformar su sistema de seguridad ya que sufrió una serie de ataques mortales en manos de militantes de ISIS en 2015.

Con la ayuda de países como Alemania y el Reino Unido, las operaciones de lucha contra el terrorismo y la gestión de la seguridad fronteriza mejoraron significativamente y el país no fue testigo de un gran ataque terrorista este año.

Sin embargo, sus ciudadanos han estado involucrados en algunos de los ataques más mortíferos que afectaron a Europa este año. Los ataques en Niza y más recientemente en Berlín fueron realizados por tunecinos que se habían trasladado a Europa mucho antes de que IS existiera, y ninguno de los dos parecía tener ningún vínculo islamista antes de abandonar su patria.

Las últimas detenciones muestran que incluso si sus ciudadanos se radicalizan en el extranjero, eso también puede contribuir a que otros se unan a sus filas desde aquí. Este es un país que está contribuyendo al mayor número de militantes en la región y las autoridades aquí no han descubierto cómo ponerle un fin a esto.

Hoy, también enfrenta la perspectiva de miles de personas que tratan de volver aquí, ya que IS pierde terreno en algunas de sus fortalezas más grandes de la región. La gente está preocupada de que el estado no esté preparado para lidiar con esa afluencia y por lo que plantea esta amenaza para el país.


El viernes, esta organización hizo público un video en el que mostraba a Amri prometiendo lealtad a su líder Abu-Bakr al-Baghdadi.

Amri fue abatido después de disparar contra agentes de policía durante un control policial de rutina en el suburbio de Sesto San Giovanni, en Milán, tras una búsqueda de tres días en Europa.

Según un informe de las Naciones Unidas de 2015, unos 5.500 tunecinos -sobre todo jóvenes de entre 18 y 35 años- estaban luchando en las filas de organizaciones terroristas en Libia, Irak, Siria y, en menor medida, Malí.

En noviembre de este año, el Ministerio del Interior de Túnez dijo que unos 800 combatientes habían regresado al país.

Te recomendamos