Martes 24 de Enero 2017

Muere el “cineasta poeta” Eliseo Subiela

El director de "Hombre mirando al sudeste" será recordado como uno de los mejores autores latinoamericanos

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Muere el “cineasta poeta” Eliseo Subiela

El cineasta argentino Eliseo Subiela falleció en la madrugada de hoy a los 71 años en San Isidro, según confirmó Gabriel Arbós, directivo de la Asociación Directores Argentinos Cinematográficos y amigo cercano del realizador.

Los restos del director -quien había sufrido un infarto hace tres meses- serán velados mañana entre las 11.30 y las 12.30hs., en el cementerio Jardín de Paz de Pilar. Subiela estaba trabajando tanto en un nuevo proyecto, provisionalmente titulado Corte final, como en una obra de teatro.

Subiela deja una filmografía fuertemente atravesada por el realismo mágico y las relaciones atormentadas. Su primer trabajo como cineasta fue el cortometraje Un largo silencio de 1963, paso previo a incursionar en el mundo de la publicidad. Su ópera prima fue La conquista del paraíso, estrenada en 1981 y protagonizada por Arturo Puig, Kátia D’Angelo y Alicia Bruzzo, pero su primer éxito fue, sin dudas, Hombre mirando al sudeste, uno de los grandes clásicos del cine nacional con protagónicos de Hugo Soto y Lorenzo Quinteros.

El film, que contaba con música de Pedro Aznar, obtuvo el Premio FIPRESCI en el Festival de Cine de Toronto y fue nominado al Goya en la categoría de mejor película extranjera de habla hispana. Asimismo, Hombre mirando al sudeste tuvo una polémica remake no oficial estadounidense titulada K-Pax, dirigida por Iain Softley y comandada por Kevin Spacey y Jeff Bridges, a la cual Subiela consideraba unívocamente “un plagio”.

Sus posteriores trabajos incluyen Últimas imágenes del naufragio (1989), El lado oscuro del corazón (1992), No te mueras sin decirme adónde vas (1995), Despabílate amor (1996) -que incluye poemas de Mario Benedetti en su guión-, Lifting de corazón (2005) y El resultado del amor (2007), en la cual se pudo ver a Sofía Gala en un protagónico revelador y consagratorio.

Sus últimos trabajos incluyen No mires para abajo (2008), Rehén de ilusiones (2009) y el falso documental Paisajes devorados (2012).

Subiela recibió el diploma al mérito de la Fundación Konex en el año 1991, por ser considerado uno de los cinco mejores directores argentinos de la década 1981-1990 y también fue miembro honorario de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España en el año 1995.

En primera persona. “No hay hora ni lugar para inspirarse. Yo siento que funciono como una antena que recepciona cosas. Escribo todo el tiempo, aunque no sepa para qué” le había dicho Subiela a La Nación en una entrevista. Asimismo, el cineasta había sido muy crítico de, justamente, los críticos:

“A mí no me importan las malas críticas si son buenas críticas en cuanto al nivel técnico. El problema es que en la Argentina cualquiera hace crítica. Me molesta la falta de respeto, de información y de cultura. En principio, son soberbios. Se creen dueños de la verdad. Pero, ojo, que no hablo en general. Yo respeto a la gente que tiene nivel, y en la Argentina ha habido profesionales excelentes, gente que, además, nos daba mucha información. Fellini decía que es muy difícil hacer una película, pero que es muy fácil destruirla. Yo coincido”.

Su principal influencia. Subiela había destacado como el gran realizador argentino que marcó su recorrido a Leonardo Favio. De hecho, el cineasta fue asistente de dirección en la sublime Crónica de un niño solo (1964).

Te recomendamos