Sábado 21 de Enero 2017

Regocijo navideño llega a una cárcel de Los Ángeles

“Vale la pena conocer a Dios, aun si hicieron algo malo”, dijo el arzobispo José Gómez al celebrar la festividad en una prisión de hombres

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Regocijo navideño llega a una cárcel de Los Ángeles
El Arzobispo José Gómez saludó personalmente a alguaciles y presos. /
Foto: Foto: Jorge Luis Macías / Foto: Jorge Luis Macías

Las rejas de metal de la Cárcel Central de Hombres del condado de Los Ángeles no fueron impedimento para que los internos recibieran ayer un saludo de Navidad, por parte del Arzobispo José Gómez, pastor de la Arquidiócesis de la Ciudad.

 Foto: Jorge Luis Macías
La misa se dio a cerca de 300 presos. / Foto: Jorge Luis Macías

En la mañana de Navidad, Gómez celebró misa para un grupo de casi 300 presos en la capilla, donde se instaló un humilde altar con una cruz sencilla, dos velas, un florero con nochebuenas y dos figuras, traídas desde Perú, que representaron a la Virgen María y a José.

Numerosos alguaciles del condado de Los Ángeles permanecieron de pie durante para imponer el orden durante la celebración de la  liturgia.

Las misas en esta cárcel se realizan desde hace más de 30 años. / Foto: Jorge Luis Macías
Las misas en esta cárcel se realizan desde hace más de 30 años. / Foto: Jorge Luis Macías

Sergio DeSantiago cargó la cruz durante la procesión inicial; Brandon Davidson leyó la primera lectura del libro del profeta Isaías; Garrison Benoit leyó el Salmo Responsorial 96 (95) y David Guerrero proclamó la segunda lectura de la carta del apóstol San Pablo a Tito.

“Hoy es un día especial porque ha nacido Jesús, el salvador que nació para nosotros; tenemos que tener confianza en que es verdad y creer que él nos trae la salvación”, dijo Gómez en su homilía. “Hoy nos hemos dado cuenta que Jesús nos da paz y siempre está con nosotros”.

La celebración anual de la misa en la capilla de la Cárcel Central de Hombres del Condado de Los Ángeles se realiza desde hace más de tres décadas y es organizada por el Ministerio del Departamento de Justicia Restaurativa de la Arquidiócesis de Los Ángeles.

“Creo que hemos traído un poco de esperanza a estos hombres”, dijo el sacerdote George Horan, quien fue testigo de los abusos cometidos contra los internos en el pasado.

“Hemos traído un poco de luz a la oscuridad y difícil situación que ellos viven; nos enseña que la Navidad se trata de traerles vida y luz a sus vidas”.

De hecho, fue notorio el dolor y la tristeza de algunos presos, quienes después de recibir la sagrada comunión agacharon sus cabezas y lloraron en silencio, al no poder celebrar la Navidad junto a sus familias y seres queridos.

Foto: Jorge Luis Macías
Varios detenidos oraron durante la misa. /Foto: Jorge Luis Macías

“Desde noviembre, cuando se celebra el Día de Acción de Gracias, muchos se deprimen y lloran”, indicó Patty Bartlett, la Capellana mayor de la cárcel.

“Pero se confortan cuando les dejamos saber que la Iglesia no los abandona y que está pendiente de cuidarlos”. Ella ha estado trabajando allí desde 2003.

Asistencia para el espíritu

Asimismo, el Programa de Capellanía del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles (LASD), administrado por la Oficina de Servicios Religiosos y Voluntarios, satisface las necesidades espirituales de la población carcelaria, ya sea que pertenezcan a una religión mayor o sigan otra fe.

El programa coordina toda la actividad religiosa dentro de las cárceles y asegura que los internos tengan acceso a los ministros de su propia fe, incluyendo las iglesias Católica, Protestante, Budista, Judía, Islámica, Científica de Cristo, Mormones, Testigos de Jehová e Islam.

“Es emocionante”, consideró Agustín Del Valle, capitán del LASD. “No todos tienen la oportunidad de venir [a la capilla] y orar a Dios”.

Y, mientras los reos se sumergieron en momentos profundos de oración, como lo han hecho por casi 20 años, miembros del coro de la iglesia católica de Santa Agatha cantaron villancicos navideños y alegraron el día de los presos.

Foto: Jorge Luis Macías
Miembros del coro entonaron diversos villancicos. / Foto: Jorge Luis Macías

“Este día es un momento de regocijo para mí”, resumió el Arzobispo Gómez, después de recorrer varias celdas y saludar personalmente a los presos. “Dios ha venido con su presencia a nuestras vidas y a las vidas de estos hombres; vale la pena conocerlo, aun si hicieron algo malo”.

El arzobispo recorrió los pasillos de la cárcel para dar su bendición. / Foto: Jorge Luis Macías
El arzobispo recorrió los pasillos de la cárcel para dar su bendición. / Foto: Jorge Luis Macías

Te recomendamos