Apenas mueve sus brazos y manos, pero este DJ latino es todo un éxito

En el mundo de los clubes nocturnos y de la música electrónica de Los Ángeles, Amaya es conocido como DJ $W4VY

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Apenas mueve sus brazos y manos, pero este DJ latino es todo un éxito
Daniel Amaya, de 24 años, compone una cancion con la ayuda de un tornamesa y una computadora portatil en su residencia en Los Angeles.
Foto: EFE

El joven de origen salvadoreño Daniel Amaya sufre de osteogenesis imperfecta, una extraña dolencia que le debilita los huesos y apenas le permite mover sus brazos y manos, lo cual no ha sido obstáculo para que se haya labrado un nombre como DJ en los clubes de música electrónica de Los Ángeles.

En el mundo de los clubes nocturnos y de la música electrónica de Los Ángeles, Amaya es conocido como DJ $W4VY y es uno de los pocos latinos que decidió abrirse camino en un campo dominado por blancos, en su mayoría europeos.

Pero este no sería el único obstáculo que trata de superar el joven salvadoreño, quien desde los nueves meses de nacido los médicos le diagnosticaron osteogenesis imperfecta, también conocida como la enfermedad de los huesos de cristal, un trastorno que debilita los huesos y hace que se rompan con facilidad sin ninguna causa aparente.

 Daniel Amaya, mejor conocido como DJ $W4VY (SWAVY), sufre de osteogenesis imperfecta, una extraña dolencia que le debilita los huesos y apenas le permite mover sus brazos y manos, lo cual no ha sido obstáculo para que se haya labrado un nombre como DJ en los clubes de música electrónica de Los Ángeles. /EFE
Daniel Amaya, mejor conocido como DJ $W4VY (SWAVY), sufre de osteogenesis imperfecta. (Foto: EFE)

La enfermedad

La condición, que no tiene cura, tampoco le permitió crecer ya que no camina, le cuesta sentarse, no puede mover muy bien sus brazos ni sus manos y apenas puede maniobrar el mezclador de música o el ratón de la computadora con sus dedos.

Aunque se desconoce el número de personas afectadas por la osteogenesis imperfecta en Estados Unidos, el Centro de Recursos de la Osteoporosis y Enfermedades de los Huesos considera que hay entre 20,000 y 50,000 personas que la padecen en el país.

Ana Amaya, madre del hispano, asegura que ya perdió la cuenta de las veces que se le han quebrado los huesos a su hijo, pero el cálculo ya superó las 300 fracturas.

“Le quitaban un yeso, otro a los quince días, al mes otra fractura. Cuando él quería levantar algo se le quebraban lo huesos de los brazos”, recordó.

La osteogenesis imperfecta también puede traer consigo otros padecimientos como afecciones a la respiración, los músculos, los dientes o incluso produce sordera.

A Amaya la enfermedad le afectó sus pulmones, y fue precisamente por este problema que tuvo que alejarse de las aulas de clases y quedó aislado en su cuarto desde el 2007.

Ana Amaya, de 49 años, prepara a su hijo Daniel antes de un ensayo en su residencia en Los Angeles. /EFE
Ana Amaya, de 49 años, prepara a su hijo Daniel antes de un ensayo en su residencia en Los Angeles. (Foto: EFE)

La música

“He estado a punto del suicidio, previamente, hace un año estuve muy mal de la depresión y la ansiedad, pero la música me ha ayudado a salir adelante”, explicó el joven.

Su madre recuerda que un día su hijo le dijo que quería enfocarse en la música y ser DJ y su primera reacción fue preguntarle: “Dani, DJ, ¿pero tu vas a poder?”, y la respuesta de él fue un rotundo “Si, yo puedo”.

“Empecé a ser DJ en el 2009, entonces ya tengo como siete años y prefiero mezclar música electrónica pero puedo mezclar de todo”, dijo orgullosamente.

La odisea del DJ $W4VY lo llevó de tocar en quinceañeras a ser telonero de artistas famosos como T-Pain, Wiz Khalifa o OT Genasis, entre otros.

Daniel no recibe pago por sus conciertos ya que todo hace parte de un esfuerzo para demostrar que puede llegar a ser uno de los mejores DJs del país.

Los viajes del salvadoreño, que tiene que desplazarse en su cama de ruedas con un tanque de oxigeno al lado, son costeados por su madre y su pareja.

Su amor por la música también lo convertió en productor y compositor de música electrónica compartiendo su trabajo en Shlumped Records.

Es en este mundo de clubes nocturnos y música electrónica, donde el joven salvadoreño encontró gente de diferentes razas, gustos, y lo más importante, según asegura, “no hay discriminación”.

“Lo admiran, y se quieren tomar fotos con él, entonces pienso que va a llegar donde él quiere”, manifestó su madre.

Talento y generosidad

Precisamente fue el cariño y la lealtad que le profesa su público lo que impulsó a DJ $W4VY a convocar una gran fiesta electrónica en un bar de Los Ángeles para llevar el espíritu navideño a decenas de pequeños pacientes del Hospital de Niños de Los Ángeles, que por muchos años atendió su enfermedad.

“Yo sé que es estar en un hospital para las fiestas de navidad y no poder recibir un regalo, yo quiero poder traer una sonrisa a un niño que tal vez no va a tener un regalo porque está en el hospital”, manifestó a Efe Daniel Amaya.

Para ingresar al evento los asistentes deberán llevar un juguete nuevo que serán entregados a los niños este 25 de diciembre.

En este deseo de navidad, la madre del joven también está dispuesta a dar lo poco que tiene. “Es un sueño que a él se le va a hacer realidad”, dijo entre lágrimas.

La fiesta electrónica para recolectar juguetes se celebró este pasado viernes 23 de diciembre en Joseph’s Night Club en Los Ángeles.

Te recomendamos