Sábado 21 de Enero 2017

Batalla por juez vitalicio en el Tribunal Supremo será clave en 2017

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Batalla por juez vitalicio en el Tribunal Supremo será clave en 2017
El Senado tiene entre sus tareas la confirmación del próximo juez vitalicio del Tribunal Supremo, en reemplazo del fallecido juez conservador en febrero de 2016, Antonin Scalia.

WASHINGTON.- El Tribunal Supremo ha estado “cojo”, con sólo ocho magistrados, desde la muerte en febrero pasado del juez conservador Antonin Scalia, y la confirmación de su reemplazo será una de las principales batallas en el Senado en 2017.

Los republicanos, que controlan el Senado, se negaron siquiera a tener audiencias de confirmación para el juez de la Corte de Apelaciones, Merrick Garland, nombrado al cargo vitalicio por el presidente Barack Obama en marzo pasado.

Aunque varios demócratas y grupos progresistas aún guardan esperanzas de que Obama obligue a un voto de confirmación en la breve ventana antes de que inicie la próxima sesión legislativa en enero, lo más probable es que Garland regrese a su cargo en el tribunal federal.

De hecho, Garland ya está en el calendario para una serie de casos pendientes en el tribunal de apelaciones a partir del próximo 18 de enero.

El Tribunal Supremo, al interpretar si las leyes cumplen con la Constitución, tiene la última palabra sobre un amplio abanico de temas apremiantes en la vida nacional, y la meta de los conservadores, aún sin saber quién ganaría la presidencia, era bloquear de forma inédita a Garland.

En un empate técnico de 4-4 en junio pasado, la máxima corte decidió enviar el caso de los alivios migratorios de Obama de vuelta a las cortes de menor instancia, dejando en pie su bloqueo mientras se resuelve el litigio.

Durante la contienda, el ahora presidente electo, Donald Trump, prometió que designaría a jueces conservadores en contra del aborto y de los matrimonios homosexuales y que, en cambio, defendiesen el derecho a la tenencia de armas, consagrado en la Segunda Enmienda de la Constitución.

donaldtrump_picks

Trump incluso divulgó en su momento una lista con casi una docena de jueces conservadores que, a su juicio, podrían seguir la trayectoria del fallecido Scalia, incluyendo William H. Pryor, un juez de Atlanta (Georgia) que se opone al derecho constitucional de las mujeres al aborto.

William H. Pryor
William H. Pryor

Trump también mencionó a una jueza de Wisconsin, Diane Sykes, una figura menos controvertida pero que genera menos entusiasmo que Pryor por sus posturas moderadas.

Pryor, de 54 años, es, al igual que lo fue Scalia, un férreo defensor de una interpretación estricta de la Constitución, dando poco o nulo margen a causas progresistas.

Su confirmación, en caso de que fuese el seleccionado, generaría una batalla “épica” entre conservadores y progresistas, según observadores.

En ese sentido, el grupo “Alianza por la Justicia” (“Alliance for Justice”) es uno de varios que han prometido montar una lucha campal en contra de su confirmación.

La minoría demócrata del Senado, que a partir de enero estará liderada por el senador de Nueva York, Charles Schumer, afronta presiones por bloquear la nominación de un juez conservador.

Los republicanos seguirán controlando el Senado, pero solo con 52 de los 100 escaños en ese órgano legislativo. Entonces necesitarían un total de 60 votos para frenar cualquier posible bloqueo de los demócratas y sus aliados independientes.

La otra opción es que los republicanos modifiquen las reglas parlamentarias, de tal manera que puedan confirmar al juez vitalicio con mayoría simple de 51 votos.

 

 

Te recomendamos