La Víbora: Ya pasó la quinceañera, dejen en paz a Rubí

A nuestra serpiente columnista de espectáculos no se le escapa nadie

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

La Víbora: Ya pasó la quinceañera, dejen en paz a Rubí
Rubí ganó popularidad gracias a la invitación que sus padres realizaron para sus XV Años.
Foto: Claudia Flores / Agencia Reforma

Medios de comunicación, políticos, artistas y todos los metiches que fueron a la fiesta de quince años de Rubí: ¿Ya están contentos con el circo en el se convirtió esa celebración? ¿Ya hicieron su agosto?

Bueno, como ya se beneficiaron de este fenómeno social y ya llevaron agua a su molino, ahora háganme un favor: dejen en paz a esa muchachita y a su familia.

Como ya se habrán enterado, la fiesta de la pobre niña en una pequeña localidad de San Luis Potosí, México, fue todo un caos, y eso gracias a la “cobertura” que le dieron medios de comunicación de todo el mundo y a la gente que se la creyó que de verdad fue invitada.

La que debía ser una bonita y sencilla fiesta de pueblo, se convirtió en un vergonzoso show que estoy segura que quien menos lo disfrutó fueron la quinceañera y sus papás. Basta con ver la carita de Rubí en las fotos publicadas en varios medios; en ninguna se la ve ni sonriente ni gozando su fiesta. Todo lo contrario; se la ve aterrada e intimidada.

Y cómo no, si de un día para otro se convirtió en la muchachita más famosa del mundo, y sin ella pedirlo.

No importa cuántos regalos, contratos y felicitaciones recibió Rubí. Lo más indignante de este caso fue la burla a la que se sometió a la quinceañera y a su familia. La gente se mofó de la manera en que el papá hizo el anuncio de la celebración, de la sencillez con la que viven, de su forma de festejar a la jovencita.

Así que por favor, ahora que pasó todo este brete, olvídense de la niña y déjenla que lleve una vida normal, como hasta hace un par de meses. En lugar de esos eventos, los medios mexicanos deberían cubrir noticias relevantes que en verdad afectan a la gente, no teatros que pretenden desviar la atención de situaciones de verdad importantes.

En otras cosas, lamento decirles que si planeaban ir a comprar algún artículo de la Diva de la Banda a su boutique de Los Ángeles, ya ni se molesten. O quien sabe y si se apuran les puede tocar algún saldito de lo que se está rematando.

La boutique de los Rivera fue un total fracaso./La Opinión
La boutique de los Rivera fue un total fracaso./La Opinión

Y es que la tienda que abrió la familia Rivera en 2013, luego de la muerte de Jenni Rivera, fue un rotundo fracaso y está a punto de cerrar sus puertas. Según eso, lo que llevó a este negocio a no ser rentable fue la costosa renta del local, que es de 5 mil dólares al mes.

Aunque yo más bien creo que fue debido a que a muchos no les interesa llenarle los bolsillos a los Rivera, que no han hecho más que vivir del legado de la cantante desde su muerte.

Así que, muchachitos, ya es hora que se pongan a trabajar en serio, ¿no creen?

Te recomendamos