Fiscal de L.A. acusa a negocios de vender convertidores catalíticos robados

Los dueños de vehículos —Toyota y Honda principalmente- deben tomar las precauciones necesarias para evitar este robo

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Fiscal de L.A. acusa a negocios de vender convertidores catalíticos robados
Miguel Batanero, propietario de Technology Automotive en Montebello inspecciona el catalizador de una camioneta Honda CRV.
Foto: Jorge L. Macías / Especial para La Opinión

Cuando el esposo de Genny Guerrero intentó encender su auto el jueves por la mañana notó que tenía un ruido anormal. Al buscar cuál era el problema confirmó que por segunda vez en un año el convertidor catalítico de su Toyota Prius 2006 había sido robado.

La familia Guerrero, residente de El Sereno, se preocupa que esta situación sea casi normal para los ladrones, puesto que han robado en su área más de una vez.

“Hace un año hicieron lo mismo, a 16 carros les robaron el convertidor catalítico”, dijo Guerrero. “Cuatro autos más fueron robados”.

Ella explicó que en aquel momento su auto tuvo alrededor de 2,600 dólares en daños. “Es porque solo lo arrancan y estropean otras partes que después se tienen que arreglar”, dijo Guerrero.

Un vecino del área cuya cámara grabó el robo de los convertidores catalíticos hace un año pudo verificar que el robo de estas partes toma menos de un minuto, dijo Guerrero. “Le entregaron el video a la policía de la estación Hollenbeck”, añadió.

La ubicación de estos robos es cerca de las avenidas Norwich y Winchester en El Sereno colindando con la ciudad de Alhambra.

Cuando el esposo de Genny Guerrero revisó su carro notó que el conversar catalítico había sido robado. (Suministrada)
Cuando el esposo de Genny Guerrero revisó su carro notó que el conversar catalítico había sido robado. (Foto: Suministrada)

Guerrero dijo que el robo que descubrieron el jueves por la mañana ocurrió en un santiamén, puesto que ella estuvo despierta “toda la noche” y no escuchó nada. Su auto estaba estacionado frente a su casa en la calle.

“Ahora mi carro esta completamente inservible, estoy esperando a que venga la grúa a recogerlo y pagar de nuevo para arreglarlo”, dijo Guerrero consternada.

Fiscal demanda a negocios

Aquellos que roban los convertidores catalíticos generalmente los llevan a talleres a vender.

Este miércoles, Mike Feuer, procurador de la ciudad de Los Ángeles, demandó a dos negocios acusados de participar en la compra-venta de estas partes robadas.

“California tiene más robos de convertidores catalíticos que cualquier otro estado en la nación”, dijo Feuer. “Hoy nos enfocamos en destruir las supuestas operaciones ilegales que llevan a cabo estos ladrones y peleamos para hacer responsables a los dueños de negocios que no estén siguiendo las reglas”.

Estadísticas de la policía de Los Ángeles (LAPD) indican que en los últimos cuatro años ha habido más de 4,367 reportes de robos de convertidores catalíticos que usualmente son revendidos en el mercado negro.

Los negocios acusados en la demanda son Gonzales Brothers LLC, un negocio de ventas de autopartes recicladas, localizado en 12970 Branford Street en Pacoima; y

Kinsbursky Brothers Supply Inc. (KBI) una compañía de reciclaje de chatarra en Anaheim, localizada en 125 East Commercial Street.

La ley SB 267 que entró en vigor en el 2009 requiere que los negocios o individuos que compren convertidoes catalíticos usados mantengan un record estricto y sigan requerimientos de pago para demostrar la compra. Esto con el fin de detener a los ladrones de los conversares catalíticos.

Mientras que ningún representante de la compañía Gonzales Brothers LLC pudo ser localizada, la compañía KBI niega rotundamente la acusación. KBI “confía en que será reivindicada una vez que este asunto sea totalmente litigado”, declaró Eliot F. Krieger, abogado de la compañía. Krieger afirma que quedó sorprendido por las acusaciones de Feuer después que KBI ha trabajado con la oficina del fiscal “durante los últimos seis meses demostrando su cumplimiento con todos los requisitos de mantenimiento de records”.

Según el comunicado, KBI es una de las mayores plantas de reciclaje de catalizadores en el sur de California. KBI obtiene convertidores catalíticos principalmente de talleres de reparación de mofles y astilleros de automóviles chatarra.

En todos los casos, los convertidores catalíticos han llegado a su final de vida y ya no sirven para su propósito previsto. “El proceso de reciclaje de KBI es capaz de recuperar el platino, el paladio y el rodio contenidos en estas unidades descartadas”, explica el comunicado.

Los autos más fáciles de ser robados son los Toyota y los Honda, dijo el fiscal de la ciudad de Los Ángeles. (Suministrada)
Los autos más fáciles de ser robados son los Toyota y los Honda, dijo el fiscal de la ciudad de Los Ángeles. (Foto: Suministrada)

Precauciones

El teniente con LAPD, Chris Ramírez dijo que los dueños de vehículos —Toyota y Honda principalmente– deben tomar las precauciones necesarias para evitar el robo de sus conversores catalíticos.

“Busquen una manera de asegurar el catalítico al carro, estacionen su auto en lugares con mucha luz y ponga el numero de la placa de su auto en el conversor”, explicó el teniente.

Te recomendamos