Trump: México pagará por el muro “más adelante”

Todo lo relacionado con el costo total, la logística y los fondos para construir el muro fronterizo forma parte de “discusiones en curso” con el Congreso

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Trump: México pagará por el muro “más adelante”
Muy reciente para hablar de crisis
Foto: Archivo

WASHINGTON.– Escudado en su cuenta en Twitter, el presidente electo, Donald Trump, insistió este viernes en su promesa electoral de construir un “gran muro” en la frontera sur, financiado inicialmente por el Congreso, y que México reembolsaría los gastos “más adelante”.

En un mensaje en Twitter poco después de las seis de la mañana, hora del este, Trump arremetió contra “los medios de prensa deshonestos”, que citando fuentes legislativas y de su equipo de transición indicaron ayer que su Administración solicitará los fondos a través del proceso de asignaciones del Congreso.

A Trump le molestó en particular que los medios hayan sugerido que éste ha roto su promesa de campaña de obligar a México a pagar por el muro, e indicó que “cualquier dinero que se gaste en el Gran Muro (por asuntos de rapidez) será reembolsado por México más adelante!”.

Horas después, miembros de su equipo de transición acudieron a la prensa con el mensaje único de que Trump no se está echando atrás en su promesa electoral porque sí obligará a México a pagar por el muro.

“El va a construir ese muro, y México lo va a pagar. Eso no ha cambiado”, dijo a la cadena FOX News Kellyanne Conway, su asesora de alto rango.

Por su parte, Sean Spicer, el entrante portavoz de prensa de la Casa Blanca, dijo en una conferencia telefónica con periodistas que todo lo relacionado con el costo total, la logística y los fondos para construir el muro fronterizo forma parte de “discusiones en curso” con el Congreso.

Spicer explicó que los fondos se solicitarán a través del proceso de asignación de fondos del Legislativo, pero eso “no debería ser noticia” porque, según recordó, Trump ya “dijo claramente” en un discurso el pasado 22 de octubre que sin duda se construiría el muro, financiado por México.

En esa ocasión, Trump presentó en Gettysburg (Pensilvania) su plan de acción para los primeros 100 días de su gobierno, que incluye el fortalecimiento de la seguridad, la implementación de siete medidas para proteger a los trabajadores en EEUU, el combate al “establishment corrupto”, y “vaciar el pantano” en Washington.

Trump aseguró entonces que se construirá el muro “con el pleno entendimiento de que México reembolsará los gastos”, y que EEUU encarcelará a quienes intenten reingresar a EEUU después de ser deportados, con sentencias obligatorias de entre 3 y 5 años de prisión.

Spicer sólo tomó cinco preguntas de la prensa y no precisó cómo ni cuándo es que la Administración Trump obligaría a México a reembolsar los gastos del muro fronterizo.

Desde que lanzó su candidatura en junio de 2015, Trump insistió en el muro y en la deportación de los once millones de inmigrantes indocumentados.

Pero, posteriormente, Trump ha matizado que se construiría el muro sólo en ciertos tramos de la frontera, que daría prioridad a la deportación de más de dos millones de inmigrantes “criminales”, y que formularía alguna respuesta para los “DREAMers” amparados al programa de “acción diferida” (DACA) de 2012.

Un plan “inviable”

Según fuentes legislativas, Trump y sus aliados republicanos en el Congreso recurrirán a la llamada “ley del muro” de 2006 para completar la construcción del muro en la frontera, que tendría un costo de hasta $14,000 millones, sin incluir gastos de mantenimiento y vigilancia.

Sin embargo, sus detractores dijeron a este diario que ese proyecto es inviable y no resuelve de raíz el problema de la inmigración ilegal.

“El tipo de muro que él ha prometido es un sueño absoluto. El Congreso jamás va a darle el tipo de dinero que eso requiere… es un derroche de dinero y no va a reducir la inmigración ilegal, pero los republicanos lo están apoyando porque Trump hizo esa promesa a los votantes”, afirmó David Bier, un analista del conservador Instituto Cato.

En el pasado, el equipo de Trump sugirió la retención de remesas o tarifas comerciales contra México pero, según Bier, tampoco eso funcionaría porque los inmigrantes mexicanos buscarían alternativas al envío de remesas, en el primer escenario, y los consumidores estadounidenses terminarían pagando un alto precio por  una guerra comercial, en el segundo caso.

Javier Gamboa del Comité de Campañas Demócratas del Congreso (DCCC), dijo que el muro es “cruel, ineficaz y tendría un impacto devastador a nuestra economía”, y la insistencia en construirlo solo demuestra que “los republicanos en la Cámara de Representantes y Donald Trump no tienen la menor intención de luchar por los intereses de las familias hispanas y ahora quieren hacer el muro de Trump una realidad”.

Por su parte, Clarissa Martínez de Castro, una vicepresidenta del Concejo Nacional de La Raza (NCLR), afirmó que, al final, no importa quién paga por el muro porque éste no resuelve de raíz el problema de la inmigración ilegal.

Sin embargo, le pareció “ridícula” la sola idea de que México pagará por el muro, algo con lo que el gobierno de Los Pinos jamás se ha comprometido.

Te recomendamos