Sábado 25 de Febrero 2017

El LASD pide más ayuda de profesionales de la salud mental

El Departamento ha solicitado habilitar más equipos de evaluación mental para resolver mejor los incidentes que involucran a personas con algún problema psicológico

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

El LASD pide más ayuda de profesionales de la salud mental
El Sheriff del condado Jim McDonnell quiso proporcionar el listado a los fiscales, pero el sindicato que representa a los agentes de rango solicitó bloquearlo.
Foto: Archivo / La Opinión

El Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles (LASD) ha propuesto a la Junta de Supervisores expandir el número de equipos de evaluación mental que colaboran con los agentes.

Conocidos como unidades MET por sus siglas en inglés, están compuestas por un agente del sheriff especialmente entrenado y un terapeuta del Departamento de Salud Mental y responden a las llamadas de policías regulares que necesitan ayuda para tratar con alguien que padece una enfermedad mental.

Actualmente existen solo diez, y sus tiempos de respuesta son en opinión del LASD demasiado largos: en Antelope Valley la media es de 26 minutos, mientras que en el resto de condado se retrasan de media hasta 38 minutos.

La proposición busca aumentar su número hasta llegar a las 23, así como crear un equipo triangular que opere las 24 horas, todo lo cual tendrá un costo de unos $5 millones de acuerdo al sargento John Gannon.

Por su parte, el LAPD cuenta con 32 unidades de respuesta para incidentes de salud mental, conocidos como SMART (System-wide Mental Assessment Response Teams), y el Departamento de Salud Mental colabora con otras 35 agencias policiales locales para habilitar otros 82 equipos similares.

Los supervisores Kathryn Barger y Mark Ridley-Thomas apoyan la propuesta, ya que consideran que “es el momento adecuado para invertir en una mejor intervención y prevención del uso de la fuerza en relación a personas con problemas mentales“, tal y como escribieron en la moción que presentaron a la Junta.

Se estima que hasta el 10% de los avisos que recibe la policía involucran a alguien con esta clase de enfermades, que tienen además mayor probabilidad de volverse violentos: tal y como indica un reporte de 2015 del grupo activista Treatment Advocacy Center, estos individuos son 16 veces más propensos a recibir un disparo fatal de los agentes.

“Cuanto antes consigamos un equipo de evaluación mental, más probable será que ayuden a resolver la situación con un final positivo”, afirmó Gannon.

Además, el mes pasado el Departamento del Sheriff empezó a impartir clases para intervención en situaciones de crisis para sus agentes de campo, unas 5,300 personas en total, que recibirán un cruso de 32 horas que les proporcionará conocimientos y habilidades que ayuden a reducir los incidentes de uso de la fuerza letal contra enfermos mentales, los cuales han costado casi $7 millones al departamento a lo largo de los últimos años en indemnizaciones a familiares de las víctimas.

Te recomendamos