Video: protestas en Tijuana por el gasolinazo se tornan violentas

La policía federal se enfrentó en Playas de Rosarito a los manifestantes que impedían la distribución de una planta de Pemex

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Video: protestas en Tijuana por el gasolinazo se tornan violentas
Videos compartidos en las redes sociales muestran a la policía arrollando a los manifestantes o el momento en que un hombre embiste con su camioneta a varios agentes.
Foto: Captura/Youtube

Las manifestaciones se han sucedido por todo México desde que el pasado 1 de enero los ciudadanos se encontraran con una repentina subida de hasta el 20% del precio de la gasolina, en lo que se ha dado en llamar el “gasolinazo“.

Tijuana no ha sido una excepción, y las protestas han obligado incluso al cierre de la frontera en dirección a Estados Unidos en algunas aduanas tomadas temporalmente por los manifestantes. Un vídeo compartido en Youtube muestra a varios de ellos permitiendo libremente el paso de todos los vehículos que entraban a México a través de Tijuana el pasado sábado.

En Playas de Rosarito, donde se encuentra una planta de Petróleos Mexicanos (Pemex), la situación se ha llegado a tornar violenta. Desde el 2 de enero los manifestantes impedían el normal funcionamiento de la planta, bloqueando a los camiones que distribuyen el producto de forma que no pudieran salir de las instalaciones y llegando a obligar al cierre temporal de casi la totalidad de las gasolineras de Tijuana, que quedaron desabastecidas durante días.

La situación llegó a motivar la intervención de la Gendarmería, que el pasado sábado 7 de enero, desplegó en el lugar un operativo que ha dejado por lo menos una víctima mortal.

Albert Rivera Colón, pastor de la iglesia Agape Misión Mundial de Tijuana, vive muy cerca de la planta PeMex y relata lo que ocurrió aquel día. Cuenta que varios manifestantes se negaron a dispersarse cuando la policía lo ordenó y permanecieron inmóviles mientras los agentes avanzaban en bloque hacia ellos, de pie, sentados o incluso de rodillas, cantando el himno nacional.

El pastor Albert Rivera de la iglesia Agape Misión Mundial de Tijuana (Foto: Manuel Ocaño/La Opinión)
El pastor Albert Rivera de la iglesia Agape Misión Mundial de Tijuana, durante una protesta por un basurero clandestino en 2014 (Foto: Manuel Ocaño/La Opinión)

Los policías pasaron entonces por encima de los manifestantes pisoteándolos y golpeándolos a su paso, lo cual, afirma Rivera, produjo la muerte de una mujer anciana que estaba entre ellos.

Ella no se movió, y cuando pasaron sobre ella los otros policías le pegaron a golpes y la señora murió“, relata Rivera.

Poco después, el que se cree que es el hijo de la fallecida manejó su camioneta (que pertenece a la empresa Refaccionaria Del Valle, la cual ha negado cualquier implicación en lo ocurrido) directamente contra los agentes y los arrolló brutalmente, rompiendo el cerco policial para darse a la fuga.

Varios vídeos compartidos por los internautas en las redes sociales ilustran los hechos, captando el amenazador avance de la policía hacia los manifestantes o el terrible momento en el que la camioneta embiste a los agentes.

Rivera cuenta que ese día se produjeron unas 150 detenciones, aunque poco después todos fueron puestos en libertad y sin cargos una vez se identificó al autor del atropello, que se saldó con ocho agentes (tres estatales y cinco federales)  heridos de gravedad. El agresor continúa prófugo, según reporta Telemundo.

Sin embargo, señala Rivera, hay personas que continúan desaparecidas. No existía un registro de quienes se encontraban reunidos el sábado, por lo que resulta difícil saber cuántos o quiénes fueron levantados por la policía, pero Rivera asegura que varias personas han denunciado la desaparición de sus familiares.

Durante el incidente varios periodistas que cubrían los acontecimientos fueron agredidos por la policía. La corresponsal de El Universal Laura Sánchez Ley, su esposo el también periodista Luis Alonso Pérez que colabora con Animal Político y Univisión, y el fotoreportero de Frontera Jesús Ramas fueron golpeados y retenidos por la Gendarmería.

La alcaldesa de Playas de Rosarito, Mirna Rincón Varga, declaró a la emisora Uniradio que la manifestación había sido pacífica y que la violencia se desató debido a la presencia de infiltrados, y que los agentes golpearon a la gente sin haber recibido instrucciones de hacerlo.

Según Rivera, las manifestaciones se organizaron conjuntamente a través de las redes sociales y continúan a día de hoy. El servicio de distribución de la planta de Pemex ya se ha restablecido, aunque los camiones tienes que ser escoltados por varias patrullas policiales para garantizar la seguridad de los conductores ante el miedo de que resulten asaltados.

En otros lugares de México, las protestas han escalado rápidamente y los disturbios están alcanzando dimensiones preocupantes. En Michoacán, varios civiles armados se han apoderado de la Presidencia Municipal y en vídeos que circulan por Internet se les puede observar disparando al aire y retando a Peña Nieto, al Secretario de Interior Miguel Osorio Chong y al Ejército a que acudan a enfrentarse a ellos.

Rivera teme que si la situación no se resuelve pronto, pueda empeorar todavía más. Denuncia que algunos individuos han aprovechado los disturbios para cometer saqueos, y que existe el riesgo de que el narcotráfico intervenga.

El 95% de las personas que se están manifestando quiere la paz, quiere la tranquilidad, pero también quiere que cumplan sus derechos“, sentencia.

Te recomendamos