Sábado 25 de Febrero 2017

‘Con la muerte de mi hijo se murió toda mi familia’

Familia de adolescente hispano muerto por el LAPD presenta demanda federal

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

‘Con la muerte de mi hijo se murió toda mi familia’
Juan Mendez, padre de José, muestra fotos de su hijo. Lo acompaña su esposa, Josefina. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Con los ojos anegados por las lágrimas y sosteniendo los restos de su hijo José Méndez depositados en una urna, Juan Méndez, su padre, clamó justicia.

“Esto es lo quedó de mi hijo después de la que la policía me lo mató”, dijo mientras mostraba la urna. “Exijo que se haga justicia. Ellos tienen que ir a la cárcel. Me da terror tanta brutalidad”, señaló el padre de familia.

“Ha pasado casi un año de la muerte de mi hijo y nadie de la policía se ha acercado a darme un avance de la investigación. Con la muerte de mi hijo se murió toda mi familia, todas nuestras ilusiones”, confesó el atribulado padre.

A nombre de la familia de José Méndez, el abogado civil Arnoldo Casillas entabló una demanda en la Corte Federal para que el Buró Federal de Investigaciones (FBI), el Departamento de Justicia de la Nación y la Fiscalía del Condado de Los Ángeles, investiguen la muerte de José Méndez, un joven inmigrante mexicano de 16 años, muerto a balazos por agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) el 6 de febrero de 2016.

La demanda se entabló un día después de que la Comisión de la Policía de Los Ángeles determinó que los agentes Josué Mérida y Jeremy Wagner de la División Hollebeck actuaron dentro de las reglas y normas al dar muerte al joven hispano.

José Mendez en una foto familiar. El joven fue muerto a tiros por agentes del LAPD que le encontraron un arma cargada. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
José Mendez en una foto familiar. El joven fue muerto a tiros por agentes del LAPD que le encontraron un arma cargada. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

 

El caso

José Méndez fue detenido por Mérida y Wagner cuando hacían un rondín por las calles Lorena y 6 en el barrio de Boyle Heights, alrededor de las 10:30 de la noche. Méndez tripulaba un auto robado, un Honda negro. Según reportes de la policía, los agentes vieron un arma, la cual después fue encontrada y estaba cargada.

“Los policías le dispararon 19 veces cuando el menor aparentemente se disponía a bajar del vehículo por órdenes de los propios agentes. Disparos que fueron a darle a la cara, la espalda y el pecho. Cuatro de esos tiros fueron fatales”, narró Casillas.

Agregó que el muchacho nunca se bajó del auto. “Los policías cortaron el cinturón de seguridad. Lo sacaron del vehículo y arrastraron su cuerpo. Según dijeron que para prestarle primeros auxilios, pero eso nunca ocurrió. Lo que sí hicieron es esposarlo ya muerto”, recalcó el abogado.

Méndez fue declarado muerto a las 10:56 de la noche del sábado 6 de febrero del 2016. De acuerdo a Casillas, toda la confrontación, desde que lo que detuvieron y mataron duro tres segundos. “No siguieron ningún protocolo”, enfatizó.

El litigante criticó duramente que los policías hayan movido el cuerpo. “Creemos que lo hicieron para borrar evidencias. Mover un cuerpo es algo que nunca se debe de hacer. Va contra las políticas del LAPD”, denunció.

 

Josefina Mendez llora al recordar la muerte de su hijo, cuyas cenizas están en la urna al frente. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Josefina Mendez llora al recordar la muerte de su hijo, cuyas cenizas están en la urna al frente. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

Demanda

“Hemos entablado esta demanda porque es nuestro último recurso para que se haga justicia y se reconozca que estos dos policías mataron a José Méndez, y están matando niños en el este de Los Ángeles”, dijo. Específicamente sobre los agentes Mérida y Wagner, el abogado mencionó que ya han estado involucrados en tres tiroteos más en años recientes.

Pero lo que más criticó fue que durante 25 años, la Fiscalía del condado de Los Ángeles se ha negado a procesar a los agentes del LAPD que sin justificación alguna, matan a los angelinos. “Gozan de completa inmunidad. Es terrible”, exclamó.

Juan Méndez, el padre del muchacho, reconoció que al momento de su muerte, el muchacho atravesaba por un mala etapa ya que había abandonado la escuela. “Yo lo empecé a presionar y él se deprimió. Andaba también de novio y a nosotros nos parecía que era muy joven para una relación seria”, recordó.

Añadió que era el más chico de sus hijos varones; un fanático del futbol y las hamburguesas.

Nacido en la ciudad de México, José Méndez fue traído por sus padres al área de Los Ángeles a los tres años de edad.

Juan Méndez, el padre, quien trabaja como cocinero en un hotel del centro de Los Ángeles, lamentó que cuando la policía fue a darle la noticia del deceso de su hijo, cercaron su casa con un numeroso grupo de policías, asustando a sus hijos menores. “No había necesidad de hacer eso y lastimar más a la familia”, comentó.

El abogado Casillas mostró un vídeo a la prensa captado por una cámara de seguridad de un edificio de departamentos cercano en el que se puede ver cómo es arrastrado el cuerpo de José Méndez por los agentes policiacos. “NInguna compensación monetaria que ellos puedan recibir, reparará la pérdida pero la familia sí espera que los policías reciban su castigo”, expuso.

La querella es por uso excesivo de la fuerza, ataque y golpiza, muerte sin justificación y violación a los derechos civiles, entre otros cargos. “Estamos demandando que se lleve a cabo un juicio, y se condene a los policías”, insistió Casillas.

La oficina de prensa del LAPD dijo que no tenían comentarios sobre la demanda.

Loading the player...

Te recomendamos