California prepara su lucha contra Trump escasa de dinero

Aunque los principales líderes políticos de California, todos demócratas, enarbolan el estandarte de lucha, el gobernador y algunos analistas consideran que este ir contracorriente podría ser muy costoso para el Estado Dorado

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

California prepara su lucha contra Trump escasa de dinero
Miles de personas se pronunciaron en contra de Donald Trump en Los Ángeles.
Foto: Francisco Castro / La Opinión

height=”180″ />

Con la estrategia de prepararse para una lucha frontal contra el futuro gobierno de Donald Trump, California pone en juego no solamente su imagen de “estado progresista” sino la estabilidad de su presupuesto, donde el 36% de sus ingresos son de origen federal.

Aunque los principales líderes políticos de California, todos demócratas, enarbolan el estandarte de lucha, el gobernador y algunos analistas consideran que este ir contracorriente podría ser muy costoso para el Estado Dorado.

La preocupación subió de tono desde este martes cuando el gobernador, Jerry Brown, presentó su proyecto de presupuesto que, al contrario de años anteriores, planteó un panorama gris de ingresos y la posibilidad de un déficit.

“Este año fiscal será el más difícil que hayamos enfrentado desde 2012”, anunció claramente Brown en la comunicación a los legisladores de California que acompañó su propuesta presupuestaria.

“La marea creciente de aumento de ingresos que disfrutamos en los recientes pasados años aparentemente ha dado la vuelta. A cambio, ahora enfrentamos un déficit presupuestario de 2,000 millones” agregó el gobernador.

Sin embargo, para los líderes legislativos del Estado Dorado, el momento es urgente para enfrentar el posible ataque del gobierno federal en temas como el cambio climático o la protección de los indocumentados.

Así lo manifestó el presidente pro tempore del Senado californiano, el demócrata Kevin De León, al referirse a la próxima posesión de Trump el próximo día 20.

Kevin de Leon, presidente del Senado de California. /Aurelia Ventura
Kevin de Leon, presidente del Senado de California.

Recorte de fondos federales

El presidente electo y un buen número de congresistas se han mostrado partidarios de cortar fondos federales a aquellas regiones del país que no colaboren en la tarea de deportar indocumentados, y California es una de las más significadas en esta negativa a participar en los programas voluntarios de Inmigración.

“En un par de semanas este hombre va a asumir la posición más poderosa del mundo y a declarar ante el mundo públicamente su enojo -o su disgusto- con las políticas del estado de California en materia de medio ambiente, cambio climático y los derechos civiles para los inmigrantes particularmente los ‘dreamers'”, afirmó.

Para el líder de la Cámara alta estatal, la Presidencia de Trump, debido a sus propuestas de campaña, representa una amenaza para California.

“Y son amenazas verdaderas y concretas y tenemos que estar listos. Mi papel, como presidente del Senado, es hacer todo lo posible para defender las políticas y el pueblo del estado de California”, aseguró.

Enarbolando el mismo estandarte de guerra, el presidente de la Asamblea, el también demócrata Anthony Rendón, anunció su intención de liderar la lucha legislativa contra la administración federal desde el mismo día de su posesión para el nuevo período legislativo.

“En este momento creo que nuestra nación se enfrenta a otra gran amenaza existencial y una amenaza para el progreso que hemos logrado”, dijo Rendón en su discurso de posesión al ser reelegido como presidente de la Cámara Baja.

“California tiene un robusto fondo para días lluviosos y puede manejar un déficit si se produce”, aseguró el legislador latino.

 

dolares

Peligros

Fuera de la contienda política, algunos analistas consideran que un enfrentamiento frontal contra la administración federal puede dejar graves daños para los californianos.

“El 36% del presupuesto estatal de California depende de subsidios federales”, señaló en un análisis Scott Graves, director de investigación del Centro de Política y Presupuesto de California.

“De los cuales otorgamos un dólar y nos devuelven 78 centavos por cada dólar”, respondió el presidente del Senado a esta situación.

Según Graves, “el presupuesto estatal actual incluye cerca de 96.000 millones de dólares en fondos federales para el año fiscal 2016-17 que comenzó el pasado 1 de julio”.

Cerca del 70 % de estos ingresos se utilizan en programas de ayuda médica y subsidio social, destacó el analista.

Incluso los grupos que defienden los derechos de los inmigrantes sienten que el presupuesto futuro del estado no garantiza la seguridad, especialmente de los indocumentados.

La Coalición “California One”, que agrupa organizaciones defensoras de los inmigrantes expresó su preocupación.

La Coalición rechazó por considerarla muy baja una partida de 15 millones establecida en el presupuesto para ayuda de los inmigrantes.

Esta cantidad “no satisface las realidades del compromiso del estado para los recién beneficiarios de DACA y los inmigrantes elegibles para Ciudadanía, junto con una expansión urgente de las protecciones del debido proceso para todas las personas que pueden ir a una corte inmigración en California”, criticó la organización en un comunicado.

Aunque el proyecto de presupuesto presentado por Brown es solamente un punto de partida para un proceso de negociación de varios meses entre la administración estatal y la legislatura, sigue siendo una invitación a la prudencia.

“Con toda probabilidad, los próximos años traerán incluso noticias financieras peores – ya sea desde el comienzo de la próxima inevitable recesión o de cambios a nivel federal”, advirtió Brown.

“Esta incertidumbre sobre el futuro hace el actuar responsablemente ahora incluso más importante”, concluyó el gobernador

Te recomendamos