Viernes 24 de Febrero 2017

Jóvenes ‘millenials’ son los peores conductores, según estudio

El estudio reveló que en el 88% de jóvenes admitió mandar mensajes de texto, acelerar o pasar la luz roja

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Jóvenes ‘millenials’ son los peores conductores, según estudio
Los jóvenes son los más propensos a conducir erráticamente.
Foto: Archivo

Leslie Martínez, de 26 años, aún lamenta la infracción de $541 que recibió en el 2015 cuando conducía en Montebello y su maniobra quedó captada en cámara.

“No me detuve en la luz roja…iba de prisa para un almuerzo del Día de Acción de Gracias y tengo la costumbre de no detenerme”, dijo Martínez, quien no objetó la multa y obtuvo un plan de pagos para saldar su deuda. “Me tomó casi un año pagar la infracción”, dijo Martínez.

En una situación similar, Ángel Alcaraz recuerda que en el 2013 mientras conducía por las calles de North Hollywood sobrepasó los limites de velocidad lo que le causó una infracción de $289. “Iba al gimnasio y estaba manejando unas cinco millas sobre el límite de velocidad en una intersección”, dijo Alcaraz, de 32 años. “Dos cuadras después vi un carro acercarse y enseguida me di cuenta que era la policía”, añadió.

Alcaraz dijo estar consiente del motivo de su detención. “Inmediatamente le di mi información [al policía] y le dije que lo sentía”, explicó.

Un estudio publicado el miércoles reveló que los jóvenes ‘millenials’ son los conductores más descuidados en la carretera. El estudio reveló que en un 88%, los jóvenes admitieron que han estado involucrados recientemente en un comportamiento arriesgado mientras conducen, como mandar mensajes de texto, acelerar o pasar la luz roja.

Martínez concuerda con este comportamiento puesto que, según él, en el pasado las llamadas por teléfono —vía bluetooth-también le han causado distracciones.

Según un estudio de la fundación para la seguridad del trafico AAA, 88.4% de los conductores de 19 a 24 años dijeron a los investigadores que habían participado en un comportamiento peligroso mientras conducían en los últimos 30 días. Entre los conductores de 25 a 39 años, el 79.2% había participado en un comportamiento arriesgado, mientras que el 75.2% de conductores de 40 a 59 años reconoció esa actividad.

Entre los conductores de 16 a 18 años, sólo el 69,3% admitió un comportamiento de riesgo detrás del volante, junto con el 69,1% de los conductores de 75 años o más y 67,3% de los conductores de 60 a 74 años.

“Es importante que los padres sean el modelo de la conducción segura para los conductores principiantes, lo cual construye una fundación fuerte para la conducción segura más adelante en los ‘millenials’”, dijo Anita Lorz Villagrana, supervisora de programas comunitarios y seguridad de trafico del Club de Automóviles del Sur de California. “Ningún padre quiere recibir una llamada o que toquen a su puerta para decir que su conductor joven fue víctima de un accidente de auto debido al pobre comportamiento del conductor—ya sea a través de sus propias acciones o de otros”.

David Yang, director ejecutivo de la fundación de seguridad de trafico AAA, dijo que le pareció alarmante que algunos de los conductores de 19 a 24 años en la encuesta dijeron que su comportamiento detrás del volante era “aceptable”.

“Es crítico que estos conductores entiendan las consecuencias potencialmente letales de involucrarse en este tipo de comportamientos y que ellos cambien su comportamiento y actitudes para revertir el creciente número de muertes en Estados Unidos”, dijo Yang.

Según el estudio, los conductores de 19 a 24 años tenían una probabilidad de 1.6 veces mayor que todos los demás conductores a admitir haber leído un mensaje de texto o correo electrónico mientras conducían, y casi el 50% de conductores en ese grupo admitieron pasarse una luz que acababa de cambiar a rojo cuando pudieron haberse detenido de forma segura, comparado con el 36% de todos los demás conductores.

Cerca del 14% de esos conductores de edades 19 a 24 dijeron que sintieron que manejar en la luz roja fue un manubrio aceptable.

Martínez dijo que después de recibir su multa es más cuidadosa sobre la carretera. “Me aseguro de tomar tiempo para hacer un alto completo sobretodo en las intersecciones donde obtuve mi infracción”, dijo.

Por su parte, Alcaraz dijo que peleó su multa puesto que sobrepasarse 5 millas “es algo común que cualquier conductor haría”.

“Me declaré no culpable y en mi día de corte me redujeron la cantidad a $220”, explicó.

La alta cantidad que se cobra en estas multas es lo que en parte lo que ayuda a que los conductores sean más cuidadosos. “Yo creo que a mi me dieron donde más me duele, en mi cartera, y aprendí la lección”, dijo Martínez.

Te recomendamos