Empresarios se suman con su bolsillo a “Día Sin Inmigrantes”  

Empresas apoyaron con diversas acciones la movilización de los inmigrantes

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Empresarios se suman con su bolsillo a “Día Sin Inmigrantes”   
En Los Ángeles, Nueva York, Washington y otras ciudades decenas de restaurantes cerraron.

WASHINGTON.- Centenares de negocios cerraron sus puertas este jueves de costa a costa para sumarse al “Día Sin Inmigrantes”, en señal de solidaridad con los extranjeros que, como empleados o consumidores, contribuyen a la economía de Estados Unidos.

El día de acción nacional, que incluyó protestas en Washington, surgió en las redes sociales con etiquetas como “#ADayWithoutImmigrants”, para dejar de manifiesto su rechazo a la nueva política migratoria del presidente Donald Trump, que da prioridad a la deportación de la población indocumentada.

La protesta nacional evocó memorias de la ocurrida el 1 de mayo de 2006, cuando más de un millón de inmigrantes marcharon en todo el país para exigir una reforma migratoria.

“Lo que hemos visto hoy, con muchos restaurantes sumándose a la jornada de protestas junto a sus empleados, me parece conmovedor porque le ha dado espacio a gente que muchas veces no participa en esta conversación (sobre inmigración). Los rótulos en las ventanas lo dicen todo: los pequeños negocios están dando el ejemplo”, dijo a este diario Clarissa Martínez, analista de inmigración del Concejo Nacional de La Raza (NCLR).

Clarissa Martínez, del Concejo Nacional de La Raza (NCLR), elogió que el sector privado reconozca el valor de los inmigrantes y los apoye en el "Día sin Inmigrantes". Foto: María Peña/Impremedia
Clarissa Martínez, del Concejo Nacional de La Raza (NCLR), elogió que el sector privado reconozca el valor de los inmigrantes y los apoye en el “Día sin Inmigrantes”. Foto: María Peña/Impremedia

https://twitter.com/JMurguia_NCLR/status/831926966362193921

 

Solidaridad con los inmigrantes

Aunque ningún grupo se atribuyó la autoría de la protesta de hoy, concebida bajo la bandera de la “resistencia” contra las políticas de Trump, centenares de empresarios se sumaron en la capital estadounidense y en estados como California, Nueva York, Illinois, Pensilvania, Carolina del Norte, Massachusetts, y Texas.

En Washington, D.C., sede de la capital estadounidense, los restaurantes del popular chef español, José Andrés, lucían el letrero de “cerrado” a la hora del almuerzo, cuando normalmente habría largas colas para ingresar.

José Andrés canceló su contrato para abrir un restaurante en el hotel de Trump en Washington, en protesta por su retórica incendiaria contra los inmigrantes. En respuesta, Trump presentó una demanda contra el empresario español, que sigue su curso en los tribunales.

Por su parte, el inmigrante iraquí, Andy Shallal, dijo que consultó a sus empleados y decidió cerrar sus seis populares restaurantes “Busboys and Poets”, que combina servicio de comida con áreas de lectura y venta de libros.

“Quiero asegurarme de que los inmigrantes como yo no vivan en miedo”, explicó Shallal a la prensa, al subrayar la urgencia de una reforma migratoria “humanista”.

Varias escuelas y guarderías de la capital también cerraron sus puertas, y muchos de sus empleados usaron el tiempo libre para participar en una protesta cerca de la Casa Blanca.

Las redadas de los últimos días, en la que más de 678 personas fueron arrestadas en varios estados, han caldeado los ánimos en la comunidad inmigrante, que también ha denunciado la propuesta de Trump de construir un muro y la veda a inmigrantes de siete países de mayoría musulmana.

Activismo de empresas

Algunas de las empresas que se han solidarizado con los inmigrantes y refugiados, como Starbucks y Nordstrom´s, han sido objeto de ataques y amenazas de boicot en Facebook y Twitter por parte de los partidarios de Trump.

Es que las empresas han quedado atrapadas en el debate nacional sobre inmigración, pero la mayoría ha optado por apoyar a los inmigrantes.

Varias empresas de tecnología, por ejemplo, denunciaron la veda a los inmigrantes musulmanes y la presión política, más un fallo judicial en contra de la medida, han obligado a Trump a modificarla. Se prevé que Trump anuncie una nueva versión de esa orden ejecutiva la próxima semana.

La empresa Airbnb anunció el pasado 5 de febrero que ofrecerá vivienda temporal en los próximos cinco años a 100,000 refugiados, damnificados y demás personas necesitadas, y donará $4 millones al Comité de Rescate Internacional, que trabaja con poblaciones desplazadas en todo el mundo.

En una carta enviada al cofundador de Airbnb, Brian Chesky, la presidenta del Caucus Hispano del Congreso (CHC), Michelle Luján Grisham, agradeció que la empresa se haya sumado a la condena de las órdenes ejecutivas migratorias, y demuestre con el ejemplo “cuán importantes son los inmigrantes” en EEUU.

Te recomendamos