Adiós a Jorge Lavat

El legendario actor falleció tras someterse a una operación

MÉXICO, D.F. (EFE).- El actor mexicano Jorge Lavat falleció la noche del miércoles a los 78 años en un hospital de Ciudad de México tras no reponerse del coma que sufrió por una infección en la columna vertebral que vino derivada de una operación.

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) expresó ayer en un comunicado sus condolencias por la muerte del “primer actor mexicano de cine, televisión, teatro y doblaje”, cuyos restos serán velados en la funeraria Gayosso de la avenida Félix Cuevas, en la capital.

También el cineasta Roberto Girault lamentó el fallecimiento de Lavat, con quien dijo estar “muy agradecido” porque le dedicó “lo mejor de su carrera” para que él pudiera empezar la suya.

Y es que Lavat interpretó a un Quijote moderno en la ópera prima de Girault, El estudiante, donde da vida a Chano, un anciano que vuelve a la universidad cargado de sueños.

Después el cineasta volvió a confiar en el actor para su segundo filme, Ella y el candidato, que se estrenará en noviembre próximo, en donde Lavat tiene un papel secundario, el último papel de su vida en la gran pantalla.

“Era muy profesional y su lema siempre era ‘lo que mi director me diga’. Ayudó mucho a los actores jóvenes de la película”, dijo Girault y confesó que “era un hombre frustrado porque quería ser reconocido por lo que fue en los 60 y 70 y por distintos errores perdió la oportunidad de tener una carrera continuada de éxitos”.

“Volvió al cine con El estudiante” y murió “en la cúspide de su carrera, como siempre le hubiera gustado”, apuntó.

“Es una gran pérdida para los que trabajamos con él porque era un gran compañero y un gran amigo”, manifestó a su vez el también actor Pablo Cruz Guerrero.

Esa amistad, contó, se forjó durante los dos meses y medio que convivieron en la ciudad colonial de Guanajuato, en donde se rodó la mayor parte de El estudiante y “continuó más allá del proyecto”.

Lavat nació el tres de agosto de 1933 en la capital, se inició en la pantalla grande como extra a finales de la época de oro del cine mexicano y tuvo su primer papel en la película Las mil y una noches (1958), recordó Conaculta en un comunicado.

Su trabajo en la televisión inició antes que en el cine, en 1957, cuando realizó doblaje para populares series originales en inglés como The Addams Family, The Untouchables y The Green Lantern.

Su incursión en las telenovelas, alternada con el trabajo en teatro, fue con Senda prohibida, seguido de otras como Anita de Montemar, Cruz de amor, Yesenia, Quinceañera o Muchachitas.

Después de décadas de no trabajar en el cine, Lavat regresó para filmar la película El estudiante, por la que se hizo merecedor de una Diosa de Plata.

Después participó en la nueva versión del clásico Marcelino pan y vino y su última actuación en telenovela la tuvo en Eva Luna.

En una entrevista por el estreno de El estudiante, el actor confesó que hacía más de 35 años que no actuaba en el cine porque no le gustaban las películas que se hacían en México, pero que con esta no se lo pensó porque se sintió fuertemente identificado con el papel.

“Chano tiene la filosofía de El Quijote y en la vida real me identifico mucho con este personaje, porque yo también he sufrido muchos tropezones y zancadillas, pero siempre he ido para arriba, como él”, comentó sobre su último como protagonista en el cine.