Cinco pasos para: Elegir una computadora ‘tablet’

Las computadoras tipo ‘tablet’ han causado revuelo en el mundo de las tecnologías digitales. Destacan por ser ligeras y portables, con una pantalla sensible al tacto que une las funciones de monitor, teclado y ratón; por su facilidad para conectarse a internet (ya sea mediante redes Wi-FI o vía un enlace a través de redes celulares); y por la gran cantidad de apps (aplicaciones o programas) que pueden descargarse de forma rápida, directa y en muchas ocasiones gratis.

1 Sistema operativo

La pionera y líder de las tablets es la iPad, de Apple. La iPad usa un sistema propio, iOS, con gran variedad de apps. Otra opción es el sistema Android (la Samsung Galaxy Tab o la Motorola Xoom, por ejemplo). Es también robusto y con abundantes apps. ¿La diferencia? El iOS sólo funciona en dispositivos de Apple y si el precio o las capacidades de una iPad no se ajustan a tus necesidades puedes elegir entre muchas tablets Android. Si buscas compatibilidad con las PC hay tablets con el sistema Windows (la Asus Eee EP121, por ejemplo).

2 Pantalla

La pantalla sensible al tacto es el alma de la tablet y en ella se realizan la gran mayoría de las funciones. El tamaño es importante: la iPad2 tiene pantalla de 9.7 pulgadas y una resolución razonable. Sin embargo, hay pantallas mayores y de mejor calidad. Por ejemplo, la Samsung Galaxy Tab tiene pantalla más grande (10.1 pulgadas) y de mayor resolución que la iPad. Pero si prefieres un equipo más reducido y portable entonces considera una tablet con pantalla de 7 pulgadas, como la Acer Iconia A100.

3 Peso y tamaño

Las tablets son portables por excelencia, pero algunas son más ligeras y manejables. El iPad2 tiene una gran combinación tamaño-peso, con sus 1.22 libras. La Motorola Xoom, que ofrece numerosas prestaciones, es algo más pesada (1.6 libras). Si buscas algo más ligero, y en cierta forma cercano a un teléfono inteligente, una opción es la Samsung Galaxy Tab de 7 pulgadas (0.85 libras) o incluso la Blackberry PlayBook (0.9 libras), aunque para funcionar a plenitud esta tablet requiere interactuar con un teléfono Blackberry.

4 Conectividad

El acceso a internet es crucial. Puedes conectar la tablet a una red Wi-Fi en tu casa, oficina o espacio público, o vía un enlace tipo celular. La conexión Wi-Fi no te costará en la mayoría de los casos (salvo lo que ya pagas por tener internet en casa), pero sólo podrás conectarte cuando haya una red disponible. Con todo, esto podría ser suficiente en la mayoría de los casos. La conexión tipo celular eleva el precio de la tablet y además debes pagar el servicio de conexión, pero podrás conectarte en cualquier lugar con cobertura.

5 Precio

Hay tablets desde $300 a $1,000. Un consejo es que decidas tu presupuesto y busques opciones que se ajusten a él. Compara modelos y no te dejes llevar sólo por la marca. Considera accesorios y la cantidad de memoria RAM: mientras más mejor (y no menos de 1 GB), aunque esto impactará el precio. Considera que en promedio las apps de Android tienden a ser más baratas que las de iOs, aunque hay diferencias en apps específicas. Busca en tiendas en línea como Amazon.com o Bestbuy.com, pues en ocasiones allí se ofrecen ofertas atractivas.

Visítanos en internet en: http://www.impre.com/tecnologiaEscríbenos a:contacto@rumbonet.com