Con nuevo reto

Taylor Lautner deja la ficción y se monta en un 'thriller' con 'Abduction'

La saga de Twilight lo hizo famoso. Pero tanta atención pública ha hecho que Taylor Lautner busque nuevos horizontes en la actuación.

El artista de 19 años, conocido por su misterioso papel de Jacob Black en las películas New Moon (2009) y Eclipse (2010), dejó de pelear momentáneamente por el amor de Bella (Kristen Stewart) en la mencionada saga fílmica para buscar su propia identidad en Abduction.

“Quería hacer esta película porque es totalmente diferente a todo lo que he hecho previamente. Nathan es muy diferente a Jacob. Sabía que sería un reto físico y emocional y que sería interesante hacer que la gente me viera con una luz diferente. Siempre estoy buscando retos”, dijo Lautner vía telefónica desde Miami.

Nathan Harper, como se llama su personaje en este filme que se estrena mañana, empieza a investigar su origen al ver una foto de él cuando era niño en una página de internet dedicada a personas desaparecidas.

“En cuanto Nathan se da cuenta que toda su vida es una mentira, tiene a un grupo de hombres persiguiéndolo en toda la película. Él huye durante toda la película y al mismo tiempo está buscando su verdadera identidad”, dijo.

Agregó que Nathan inicia siendo una persona y termina siendo una totalmente diferente.

“En el inicio Nathan es un joven normal, un adolescente de preparatoria; es un poco rebelde, que se siente que no pertenece, pero al vivir esto tiene que crecer y se convierte en un hombre porque vive cosas muy diferentes a las que estaba acostumbrado”, explicó.

Para realizar este rol -basada en una historia contada en un periódico sobre un niño que estuvo desaparecido por mucho tiempo-, comentó haberse preparado más que nada en el aspecto emocional.

“Yo quería ser capaz de capturar los sentimientos con los que el personaje estaba lidiando mientras vivía esta situación tan difícil. Y eso fue muy fuerte. Cuando estábamos rodando, yo trataba de imaginar qué sería lo que yo haría si estuviera en la misma situación y en dónde buscaría la información y en quién podría confiar, y siempre se me dificultaba contestar esas preguntas. Y eso era justamente lo que Nathan estaba viviendo”, expresó el actor como si reviviera esa experiencia.

El que Nathan haya sido creado especialmente pensado en él, comentó, no lo estresó porque una gran parte del equipo -conformado por el director John Singleton, el escritor Shawn Christensen y los productores Doug Davison, Ellen Goldsmith-Vein, Lee Stollman, Roy Lee y su papá, Dan Lautner-, ayudó a crear su personaje.

“Todos hablamos sobre el personaje y su travesía y lo creamos. Fue un sueño haber sido parte de eso. Todos estuvimos entregados a esta película desde el primer día”, aseguró.

Las historias similares, pero no idénticas, que han ocurrido en los últimos años de niños que son secuestrados, y en algunos casos devueltos a su familia -como en el caso de Elizabeth Smart y Shawn Hornbeck-, dijo, también le dan “más relevancia” a esta trama.

Lautner dijo haber estado involucrado en este proyecto desde hace más de dos años.

Además de la oportunidad de dar vida a otro tipo de personajes, explicó, la historia siempre le interesó.

“Me fascinó la historia. Cuando leí el guión por primera vez no podía parar de darle vuelta a las hojas y seguir leyendo; era tan adictivo. Me fascina hacer películas que quiero ver y tienes que hacer cosas que te apasionan”, comentó con la misma gran emoción que prevaleció en esta breve entrevista.

En Abduction, el también actor de The Adventures of Sharkboy and Lavagirl 3-D y Valentine’s Day demuestra sus habilidades en las artes marciales, disciplina que ha desarrollado desde los seis años. Un exentrenador fue el que le recomendó dedicarse a la actuación, consejo que siguió y que lo ha convertido en uno de los jóvenes actores mejores pagados del mundo del entretenimiento.

Aunque el filme se enfoca en la acción y el suspenso, el protagonista también tuvo que aprender otros deportes.

“Hubo cosas que fueron nuevas para mí, como el boxeo, la lucha libre, el manejar una bicicleta, y fueron igual de divertidos que las artes marciales”, dijo el originario de Michigan.

Tras tantos meses de planeación, el joven actor espera que su trabajo rinda frutos.

“Dí lo mejor de mí y solo espero que la gente lo disfrute”, expresó.

Lautner agregó estar contento de haber trabajado junto a Alfred Molina, Maria Bello, Jason Isaacs y Sigourney Weaver, a quienes describió como “increíbles en la película y a nivel personal”.

Su otro proyecto, Twilight Saga: Breaking Dawn-Part I, se estrenará a finales de este año y la segunda parte de esta saga está programada a debutar el próximo año.