Las Vegas:unpocodetodo

LA FAMOSA CIUDAD OFRECE MÁS QUE CASINOS Y JUEGOS A SUS VISITANTES

Nueva York. París. Roma. Egipto. Todo en un solo lugar: Las Vegas.

La Ciudad del Pecado tiene eso y más para los millones de personas que la visitan anualmente.

Contrario a lo que se piensa de esta urbe, Las Vegas tiene actividades para todos y a todas horas.

“Tenemos como unos seis años que el ingreso de los casinos y el ingreso no relacionado con el casino son iguales. No es que haya bajado el casino; es que han subido las demás cosas, las compras, los tours, los shows, los restaurantes buenos”, dijo Rafael Villanueva, director internacional de ventas de la Oficina de Convenciones y Visitantes de Las Vegas (LVCVA).

Y al igual que los primeros pobladores del sur de Nevada, el 27 por ciento de la población del condado de Clark, en el que se encuentra esta ciudad, son hispanos.

De acuerdo con un reporte de esta oficina, en el 2010 los hispanos fueron el cinco por ciento de los turistas, convirtiéndose en la segunda etnia que más visitó esta urbe, solo precedido por los anglosajones, que constituyen 86 por ciento.

“El latino no le tiene miedo a la crisis. Tenemos menos miedo a pasarla bien”, dijo Joe Ripoll, vicepresidente regional de mercadotecnia doméstica latina del Caesars Entertainment Group.

El ejecutivo español agregó que “la barra siempre es más alta con los latinos”.

“Cuando los latinos vienen, vienen a pasarla bien”, aseguró el directivo del conglomerado que cuenta con ocho propiedades, que incluyen los hoteles Rio, Caesars Palace y Bally’s.

Ripoll añadió que los clientes latinos son leales y que para ser competencia del resto de los hoteles han tenido que ajustar sus precios y tomar en cuenta los gustos de este segmento a la hora de pactar conciertos.

“Tengo un par de amigos que siempre vienen. El ambiente mexicano se pone muy bueno”, dijo la turista María Luisa Barajas.

Entre los eventos anuales latinos que celebra esta metrópoli están El Día de los Niños en abril, el festival del Cinco de Mayo, los festivales de la Independencia de México y de las Américas este mes y el concurso Miss Hispana Pageant en noviembre.

Ripoll comentó que los latinos visitan el área durante todo el año y que sí se registra un aumento de latinos en mayo y septiembre.

Asimismo, el mismo reporte asegura que en el 2010 los californianos fueron los que más visitaron esta ciudad al ser 30 por ciento de los visitantes nacionales.

Parejas como Manuel y María Martínez de San Diego son parte de este porcentaje que visita Las Vegas para asistir a conciertos y celebrar las fiestas patrias mexicanas. En esta temporada es usual ver mariachis tocando en las entradas de varios de hoteles.

“Siempre venimos, cada año. Somos jugadores de hueso colorado”, dijo Lourdes Pacheco de 42 años.

“Me gusta el ambiente, cada vez se pone mejor”, dijo su compañera de viaje Lupita Ceceña, de 70 años.

Los lugares de hospedaje varían desde los mejores hoteles, como Wynn, hasta los de precios más razonables como Rio y Luxor. Aria y The Cosmopolitan son los más nuevos y modernos. Los precios dependen de los servicios y de la ubicación. Los que están en la zona conocida como el Strip, por estar a lo largo del Las Vegas Boulevard, son por lo general más costosos.

También existen aquellos que no cuentan con casinos en su interior, como el Four Seasons Hotel y el Hilton Grand Vacations Club.

Los visitantes pueden iniciar el día desayunando en uno de los múltiples buffetes que se encuentran en cada hotel o en lugares como Serendipity 3 o Studio Cafe, que ofrecen menú a la carta.

Después ir a la piscina es casi una actividad obligada, sobre todo en el verano. Hoteles como el Mandalay Bay, Tropicana y The Cosmopolitan cuentan con las albercas más populares, donde también se hacen fiestas en las que se puede reservar cabañas. Encore Wynn también tiene piscinas solo para adultos.

Para la hora de almuerzo, también se puede ir a un buffet o a una gran variedad de restaurantes con comida típica de varios países, desde la francesa e italiana hasta la mexicana.

Respetados chefs como Mario Batali, Bobby Flay, Joël Robuchon, Gordon Ramsay y Tom Colicchio han abierto establecimientos en este lugar. Flay tiene Mesa Grill.

Durante el día también se puede disfrutar de atracciones como pasear en una góndola como las de los canales de Venecia en The Venetian. O subir a la Torre Eiffel en el París Las Vegas para apreciar de la vista panorámica de la ciudad. O brincar más de mil pies de altura de la cima del Stratosphere Tower. O subir a la montaña rusa del New York-New York con una caída a 67 millas por hora.

Los balnearios también están en casi cada hotel para que los huéspedes gocen desde un masaje hasta un tinte de cabello o tratamientos con leche y miel al estilo Fiji.

Los niños y los grandes también pueden admirar a los leones en el MGM Grand de manera gratuita, así como tiburones y pirañas en el Mandalay Bay, y delfines, tigres de bengala y panteras en el Mirage.

Las Vegas tampoco descuida a los compradores al tener cientos de tiendas como Nordstrom, Urban Outfitters, Sephora, H&M y Macy’s, así como las exclusivas Chanel, Fendi, Gucci, Tiffany & Co. y Prada.

La vida de noche es para algunos más activa que la de día. Para ellos, además de los casinos que se encuentran por todos lados, inclusive en el aeropuerto, los shows nocturnos son la mejor manera de disfrutar de este horario.

Entre los clásicos están los espectáculos del Blue Man Group y Viva ELVIS, el musical The Lion King, el show del ilusionista David Copperfield y los conciertos de Celine Dion y Elton John y Rod Stewart, quien inició su serie de conciertos el 7 de este mes. Y para los que quieren asistir a los shows originales están Jubilee!, con algunos actos topless, y Chippendales The Show.

Los aficionados a la comedia pueden ir a The Riviera Comedy Club donde cada semana cambian los comediantes; o al show de Carrot Top, The Dirty Joke Show o Improv at Harrah’s.

Otros espectáculos son variados como Absinthe, que estará abierto por un tiempo limitado y tiene actos musicales, acrobacia y comedia. The Mentalist y Vegas! The Show también pertenecen a esta ca- tegoría.

Los clubes nocturnos son otro tipo de entretenimiento solicitado por los turistas. Entre las opciones están Pure, Tao, The Foundation Room, Marquee, LAX y The Playboy Club.

La transportación en Las Vegas consiste en tomar un taxi de un lugar a otro, para los que en muchos casos se tiene que hacer una línea en la entrada de los hoteles; o rentar un automóvil, una limosina, un autobús o minibus o utilizar el monorail, que conecta varios hoteles por un precio de cinco dólares por persona por paseo.