Un año bien condimentado

'Sal y pimienta', con Rodner Figueroa y Lourdes Stephen, celebra un año al aire

Un crítico de moda y una periodista crearon una ensalada para la televisión con Sal y pimienta.

El programa dominical de farándula que conducen Rodner Figueroa y Lourdes Stephen resultó ser un gran acierto para la cadena Univision.

“Lo fuerte de él no es lo fuerte mío y lo fuerte mío no es lo fuerte de él. Así que somos más fuertes juntos”, dijo Stephen, exreportera del programa de revista Primer Impacto.

“Somos el balance perfecto”, agregó Figueroa.

La audiencia nocturna del primer día de la semana estuvo olvidada por mucho tiempo, así que la llegada de este show ha sido tan favorable que ha logrado altos niveles de audiencia y ya cumplió un año de ser emitido.

“Cuando miramos atrás, a 12 meses, estábamos en las expectativas. Sabíamos que no era un programa que se creó para [hablar de] ¡Mira quién baila! [reality que se transmite antes de Sal y pimienta en el mismo canal]. Nadie puede predecir el futuro”, expresó Stephen agradecida por el apoyo de los televidentes.

Con optimismo, el dúo espera celebrar más aniversarios de este programa.

Sin poder descifrar quién trae la sal y la pimienta al show, los conductores demostraron, vía telefónica desde Miami, la buena relación que tienen frente y detrás de las cámaras al no parar de bromear.

“La labor de Rodner dentro del programa es dar su opinión y él es así en la vida muy real. Es un tipo que no tiene filtro”, dijo Stephen de su compañero, conocido por criticar la vestimenta de las celebridades en alfombras rojas de premios como el Latin Grammy y Premio Lo Nuestro, además de colaborador en el programa de farándula El Gordo y La Flaca.

El presentador venezolano, por su parte, comentó que tiene que motivar a la coconductora dominicana para que exprese su opinión en todo momento.

“Lourdes pone toda la objetividad del periodismo. Nos damos cabezazos los dos. A veces sale con estadísticas o me dice, ‘¿Pero vamos a decir eso?’. Y yo [le digo], ‘Pues sí, niña, es un programa de espectáculos’”, dijo entre risas.

Aunque él argumentó haber tenido problemas por decir lo que piensa -como le sucedió con Gloria Trevi, por preguntarle si le dedicaba una canción a Sergio Andrade-, el “fashionista”, como también se lo conoce, no tiene planes de parar ni de autocensurarse.

“Yo no voy a dejar de preguntar lo que estoy pensando y lo que yo pienso que la gente en casa está pensando porque un artista se ponga incómodo. Muchas veces, cuando el artista viene y dice, ‘No quiero que me pregunte esto y lo otro’, entonces prefiero no entrevistarlo… Cuando uno trabaja en este medio se tiene que exponer a lo bueno, a lo malo, a lo bonito y a lo feo”, dijo.

Sin embargo, los dos aseguraron que su objetivo no es forzar las respuestas de las celebridades que entrevistan.

La presencia de invitados como Osvaldo Ríos, Lucero, William Levy y Fernando Colunga en el set del programa a lo largo de este año la atribuyeron a la labor de su equipo de producción, liderado por Omar Fernández, quien fue el productor general de El show de Cristina por muchos años. Este programa, también de Univision, fue cancelado hace unos meses.

El dúo aseguró que el momento del show que más recuerdan fue cuando a semanas de su debut Niurka Marcos se subió al nuevo escritorio y lo rayó con los tacones, hasta donde también llegó Figueroa para calmarla y seguir con la entrevista.

De sus colaboradores, el exMenudo Johnny Lozada, Verónica Bastos y Roxana García, aseguraron que los debates que tienen en pantalla están basados en la personalidad de cada uno de ellos y que ocurre de manera espontánea.

“Yo tengo grandes broncas con Verónica Bastos porque es muy ácida, pero sé que lo que dice lo dice con bases. Y Roxana es muy dulce, y le busca hasta el lado amable al divorcio de personas como JLo y Marc Anthony”, dijo Figueroa.