Más que guapo

En 'Una Maid in Manhattan', Eugenio Siller es 'todo un hombre'

MIAMI, Florida.- El mexicano Eugenio Siller asegura que el público disfrutará de verlo “madurar” ante las cámaras con su papel en Una Maid en Manhattan, la telenovela que se transmite en horario estelar por la cadena Telemundo.

Siller aseguró que en esta ocasión su personaje no es un chico guapo más, sino todo un hombre de éxito, un personaje complejo y lleno de matices inesperados.

“El público me va a ver más maduro, más asentado. Cristóbal es un hombre íntegro, con valores. Pero tiene un pequeño gran defecto: nunca se ha enamorado de corazón”, comentó el actor de las telenovelas juveniles Rebelde y Código postal.

“Como actor, he interpretado a ciegos, a vagabundos; incluso he hecho de ranchero, con el cabello pintado de oscuro. Pero este papel tiene el reto de que es más adulto”, aseveró.

Siller aseguró que el personaje de Cristóbal lo ha ayudado a crecer no solo como actor, sino también como ser humano.

“Todos los personajes que interpretas te dejan cosas, te dan enseñanzas de vida. Este nos recuerda algo que es bueno tener siempre presente: que el dinero no compra salud, no compra familia, no compra amor”.

Una Maid in Manhattan está inspirada en la película A Maid in Manhattan, estelarizada en 2002 por Jennifer López y Ralph Fiennes.

La versión televisada cuenta la historia de Maritza (Litzy), una joven mexicana que trabaja como mucama en un lujoso hotel de Nueva York. Allí conoce a Cristóbal (Siller), un empresario millonario del que se enamora, como suele ocurrir en las novelas, perdidamente y a primera vista.

El drama -y la comedia- surgen cuando Maritza le hace creer que ella, lejos de ser la sirvienta, es huésped del hotel.

Así surgen el amor y los enredos románticos que hacen de esta serie algo que Siller llama “una novela rosa que no es la típica novela rosa”.

“Nuestra historia amplía más el tema de la película; te enseña a Maritza desde que está en México y toma la decisión de venir a Estados Unidos. Las personas que ha tenido que dejar atrás a su familia para buscar una nueva vida en otro país; se van a identificar con muchos de los personajes y las situaciones. Es una novela que nos va a enseñar muchas cosas”, expresó.

Siller comenzó su carrera en 1998 como parte del grupo musical Klishé. Después de una carrera como modelo en Italia y de graduarse de una escuela de actuación en Ciudad de México, en 2006 el nativo de Tampico, Tamaulipas, formó parte de la telenovela Rebelde.

A esta le siguieron Al diablo con los guapos y Aurora, entre otras.

Siller, que también es cantante y cuenta entre sus éxitos los temas Triste adiós, Espérame y Sin mirar, se prepara para grabar el tema musical de Una Maid en Manhattan a dúo con Litzy.

“Escribí la letra de la canción y pienso escribir otras para la novela; ojalá se concrete hacer un disco con los temas. Siempre estoy pegado a la música”, dijo el artista que se describe como un hombre “común y corriente”.

“Llevo una vida normal, alejado de la farándula. Mis amigos son los de toda la vida. Incluso en mi casa en México tengo a mi misma nana de hace 31 años. Yo soy un enamorado de la carrera. Me gusta mi trabajo, no la fama”, finalizó.