Preludio del fin

Mañana se estrena 'Breaking Dawn: Part I', la penúltima entrega de la saga 'Twilight'

Los fanáticos de Twilight verán mañana a Bella y Edward consumar su relación amorosa en la penúltima cinta de la saga cinematográfica, The Twilight Saga: Breaking Dawn — Part I.

La culminación de la exitosa franquicia -dividida en dos partes- se basa en Breaking Dawn, cuarto y último libro de la exitosa serie literaria Twilight (Crepúsculo)

de la escritora estadounidense Stephenie Meyer, quien con los misterios de sus novelas de amor entre una humana y un vampiro -así como con la rivalidad eterna entre los vampiros y una manada de hombres lobo- cautivó a los amantes de la lectura de ficción, vendiendo más de 100 millones de copias en todo el mundo, con traducciones a 37 idiomas diferentes.

Twilight (2005), New Moon (2006), Eclipse (2007) y Breaking Dawn (2008) son los nombres de los cuatro volúmenes de la serie de Meyer, que por más de 303 semanas se ubicaron en la lista de bestsellers del New York Times.

La guionista Melissa Rosenberg adaptó cada libro de Meyer para la pantalla grande. Las tres primeras cintas tuvieron también un éxito fenomenal. Desde 2008, año en que debutó el primer filme de la serie, esta ha recaudado 1,800 millones de dólares en todo el mundo y New Moon ha sido la más taquillera de las tres cintas, con una ganancia de 709.8 millones de dólares. Esta cantidad la situó en el puesto 44 de las películas más taquilleras de la historia del cine.

Los productores esperan repetir la misma hazaña con los dos filmes que componen el final de esta historia romántica, entre Bella y Edward, un joven que pertenece a una familia de vampiros que sobreviven en el mundo real, a pesar de estar enfrentados, por un lado, con otras legiones más violentas de seres como ellos y, por otro, con una raza de licántropos.

La expectación por la culminación de la saga cinematográfica ha acaparado los titulares de la prensa local e internacional. Desde hace ocho días cientos de seguidores están acampando ante el teatro Nokia del centro de Los Ángeles para avistar de cerca a sus ídolos, quienes han participado en este lugar en diversos eventos organizados por el estudio Summit Entertainment desde el lunes, cuando se festejó el preestreno mundial de la cinta.

Los actores Kristen Stewart (Bella Swan), Robert Pattinson (Edward Cullen) y Taylor Lautner (Jacob Black) encarnan nuevamente a los personajes principales de la rentable producción, pero ahora lo hacen bajo la dirección de Bill Condon, receptor de un Oscar y varias nominaciones de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas.

El escritor y director de Kinsey, Gods and Monsters y Dreamgirls -así como el guionista del filme musical Chicago— estuvo por seis meses encargado de este proyecto que inició su filmación en noviembre de 2010, con localizaciones en Brasil, Canadá y Estados Unidos.

En la primera parte de Breaking Dawn, Bella y Edward -personajes centrales de la saga- unen sus vidas en ceremonia matrimonial y durante la luna de miel, en la Isla de Esme, hacen el amor quedando la novia embarazada. Es en este punto cuando comienza el desarrollo de la trama de la nueva cinta, donde se revive la rivalidad entre los hombres lobo y vampiros, y nace la hija de la pareja.

Con la llegada de Renesmee concluye la primera parte de la última cinta de la saga. Summit Entertainment anunció que la segunda parte estará en las salas de cine el 16 de noviembre del próximo año.

Todo el equipo participó recientemente en una rueda de prensa, a la que asistió La Vibra, de la que a continuación se extraen sus declaraciones más interesantes.