Prepare una cena inolvidable

El Día de Acción de Gracias es una buena ocasión para deleitar a sus invitados

Una de las tareas más exigentes cuando se va a hacer una fiesta –como la del Día de Acción de Gracias, este jueves– es preparar la casa para recibir a los invitados especiales, independientemente de que los mismos sean amigos, familiares o colegas de la profesión.

Las cenas pueden ser grandes o pequeñas, pero el tamaño de la lista de invitados no debe ejercer impacto en el trabajo que se necesita para que la casa esté lista.

Los anfitriones que deseen que su cena transcurra sin problemas deben considerar los consejos siguientes.

Garantizar que haya estacionamiento disponible.

La primera impresión de los invitados se forma mucho antes de su primer aperitivo.

Los invitados necesitarán un sitio donde estacionar sus vehículos y entrar a la casa. Asegúrese de que haya estacionamientos suficientes, y hágales saber a los invitados dónde pueden estacionar en la invitación, para así ahorrarles el frustrante intento de manejar en busca de un sitio donde poder estacionar.

Analice las posibilidades con los vecinos antes de la fiesta, y hágales saber que habrá varios automóviles estacionados la noche de la fiesta. Si es posible, recuérdeselo un par de días antes de la fiesta, por una cuestión de cortesía.

El vestíbulo o área de entrada debe ser lo más acogedora posible.

Asegúrese de que la entrada a la casa esté libre de obstáculos. En el vestíbulo o área por la que entrarán los invitados coloque una maceta con flores o una decoración de temporada. Una entrada cálida y acogedora relaja a los invitados y le impone un tono positivo al resto de la noche.

Asegúrese de que la casa esté limpia.

Los anfitriones no tienen que obsesionarse y limpiar el rincón más remoto de la casa, pero sí deben hacer un esfuerzo minucioso por limpiar la casa antes de la llegada de todos los invitados.

Preste particular atención a zonas como la sala de estar, la cocina, el comedor y los baños. Los huéspedes estarán concentrados en esas áreas, por lo que deben tener prioridad con respecto a otras habitaciones como los dormitorios o el sótano.

Si la fiesta va a ser al aire libre, asegúrese de que el mobiliario de patio esté limpio y de que no haya basura como recortes de césped ni ramas caídas en el patio y la acera.

Cree ambiente con música.

La música hace maravillas a la hora de crear el ambiente festivo.

En el caso de reuniones íntimas, considere música clásica para dar un tono más relajante. En fiestas más concurridas, elija música animada para comunicarles ese ambiente a los invitados.

Si se trata de una reunión de colegas de profesión, evite música que inspire controversia o debate. Aunque un ligero debate podría dar pie a la conversación, la música no debe desviar la atención del asunto a tratar.

Tenga a mano un plan de contingencia.

Si va a organizar una fiesta al aire libre, prepárese con anticipación para hacerle frente a las inclemencias del tiempo.

Si llueve, la casa debe estar lista para que la fiesta se traslade sin problemas al interior de la misma.

Si la temperatura desciende más de lo esperado, considere sentar a los invitados alrededor de una chimenea para que se calienten y puedan seguir disfrutando de una noche estrellada. También es útil contar con un plan de contingencia para reuniones bajo techo. Los anfitriones deben limpiar el patio en caso de que el tiempo sea lo suficientemente bueno para quedarse dentro de la casa toda la noche.

Esto no quiere decir que haya que limpiar a fondo la plataforma del patio, sino asegurar que el mobiliario esté limpio y que haya asientos suficientes para todos.

Tenga lista una habitación para huéspedes.

Aunque nadie tenga planes de pasar la noche en su casa, es buena idea tener una habitación para huéspedes en caso de que alguien necesite quedarse a dormir.

Al organizar una cena, tanto los hombres como las mujeres tienen numerosas responsabilidades, entre las cuales debe tener un lugar prioritario la preparación de la casa para que los invitados puedan disfrutar con comodidad.