Escats con nuevos retos

La banda costarricense está promocionando su último trabajo de estudio

Con sus dos únicos discos de estudio, Escats ha logrado éxitos como pocos en su país. De esas dos producciones se fueron desgranado sencillos como Despacito y Recomenzar, en total diez los que han sido número uno en la radio de Costa Rica, de donde son originarios.

Nelson Segura (bajo), Kin Rivera Jr. (batería) y Luis Alfonso Naranjo (voz y teclados), integrantes de la agrupación, esperan que esa misma suerte los acompañe en su intento por acaparar la atención del público latino en EEUU.

“Esperamos esa oportunidad de darles a conocer nuestra música”, expresó Kin durante una entrevista telefónica desde Costa Rica, en la que también participaron el resto de miembros de la agrupación.

Escats se ha caracterizado por sus temas románticos, pero también porque, con facilidad, este trío de músicos ha logrado fusionar diversos géneros musicales como el jazz, el pop, el rock y sonidos afrocubanos.

Sus dos discos de estudio Para quién quiera que seas, donde quiera que estés y Manual práctico del amor y el desamor, les ha hecho merecedores a reconocimientos importantes en su país como los premios otorgados por la Asociación de Autores y Compositores (ACAM).

“La agrupación nació hace casi siete años y después de ver los logros llegó un momento en el que decidimos tomar nuevos retos”, expresó Luis Alfonso.

Kin, Nelson y Luis Alfonso se conocieron en los escenarios. Coincidieron tocando juntos para otros artistas costarricenses e internacionales, entre ellos Nitro Mestre. Cuentan que fue precisamente este cantautor argentino el que les sugirió formar una banda por la buena química que proyectaban.

Así comenzó la aventura de esta banda que, algunos, la asocian de inmediato con el ritmo musical ska; otros se extrañan porque scat es el excremento de animal, pero también con una técnica de jazz y es con lo que está más relacionado.

“Lo del excremento lo tomamos a broma porque eso es, pero no fue esa la razón”, confiesa Luis Alfonso entre risas del resto de la banda.

La explicación es que Escats proviene del anglicismo scat, que se utiliza para reconocer la técnica del jazz en el que se interpreta con la voz lo mismo que se improvisa en el instrumento musical.

“Nosotros lo hacemos todo el tiempo”, comentó Luis Alfonso. “Además porque también tenemos gran influencia de Scatman John [creador del scat singing y dance music]”.

Nelson añade que “lo que hicimos fue un juego de palabras y agregamos la ‘E’, aunque el sonido sea igual”.

Kin dice que Escats se ha distinguido por incluir nuevos elementos al pop/rock. “En nuestro primer disco, que son sólo baladas, había una mezcla de soul music, más tranquilo, y en el segundo metimos un poco más de guitarras más pop/rock, pero combinado con otros géneros, manteniendo lo moderno”, explicó.

Aunque en este país están en plena conquista de la audiencia latina, Escats goza de reconocimiento en numerosos países latinos como Guatemala, Panamá, Honduras, El Salvador y ha llegado algunas plazas de México.