Retrasan intervención de jurado en caso Pimentel

MANHATTAN/SERVICIOS COMBINADOS – Los fiscales y la defensa de José Pimentel, el supuesto terrorista hispano que fue arrestado cuando preparaba bombas en un apartamento de Manhattan, acordaron retrasar el inicio de sus alegatos ante un jurado investigador, anunció la abogada del sospechoso..

José Pimentel debía escuchar hoy si el jurado de procedencia le acusaría formalmente de los cargos que pesan en su contra, pero la abogada defensora Lori Cohen dijo que se diferiría casi un mes la fecha legal en la que debe hacerse ese pronunciamiento. Se desconoce si Pimentel deberá presentarse ante el tribunal luego del acuerdo entre fiscales y defensa.

La ley estatal limita el tiempo que una persona acusada de un delito puede permanecer detenida sin una acusación formal o una audiencia, pero no es raro que los abogados defensores acuerden extender el plazo – hasta 144 horas – si sienten que una mayor investigación, una presentación más completa ante el jurado o conversaciones con los fiscales podrían beneficiar a sus clientes.

“Ambas partes acordamos que no hay que apresurar el caso con el jurado investigador”, dijo la penalista en un correo electrónico. La oficina del fiscal de distrito en Manhattan declinó hacer comentarios al respecto.

Pimentel, de 27 años, se convirtió al Islam y frecuentaba varias mezquitas especialmente la de la calle 96 con la Tercera Avenida. Simpatizante de Al Qaeda, admirador de Osama Bin Laden, Saddam Hussein y Anwar Al-Awlaki decidió pasar a la acción y fabricar bombas caseras, según indicaron las autoridades.

Pimentel tenía previsto probar las bombas haciéndolas estallar en los buzones de correos y después en sus objetivos: las estaciones policiales del Norte de Manhattan y soldados que regresaran de Irak y Afganistán.

El sospechoso seguirá tras las rejas sin derecho a fianza por cargos de posesión de armas y conspirar para cometer delitos de terrorismo. El dominicano, que mantenía un sitio web detallando su creencia en la yihad, o guerra santa, dijo a un informante que quería construir bombas pequeñas y fue arrestado mientras ensamblaba un artefacto explosivo, señalaron las autoridades.

Cohen dijo que continuaba recopilando más información sobre el caso, al cual rigen las leyes estatales y no las federales dispuestas contra el terrorismo. La abogada ya había acordado ampliar el plazo el mes pasado.

El anterior defensor de Pimentel había dicho que el joven no constituía una verdadera amenaza, señalando que él hizo públicas sus opiniones extremistas en vez de, supuestamente, operar una célula terrorista secreta.

Pero la policía y los fiscales manifestaron que Pimentel era claramente peligroso.

Pimentel, también conocido como Muhammad Yusuf, le dijo a las autoridades que estaba a una hora de terminar su bomba, trabajo que fue grabado en secreto en audio y video en el apartamento del informante, según las autoridades.

Dos agentes de la ley indicaron que el FBI, que a menudo se involucra en casos de terrorismo, pasaron por alto este caso porque los agentes sentían que Pimentel no tenía la inclinación o capacidad de actuar sin la participación del informante. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a discutir el caso.