Estudiantes indocumentados protestan contra Inmigración

Estudiantes indocumentados protestan contra Inmigración
'Obama, Obama, no deportes a mi mamá', gritaron los estudiantes indocumentados durante la manifestación.
Foto: EFE

Charlotte

“No tengo papeles y sin miedo digo a esta Administración, en este sitio, que no nos deporte y nos dejen estudiar, porque mis sueños se han truncado por mi situación migratoria”, gritó en público Elver Barrios, guatemalteco de 20 años.

Barrios, que se graduó en 2009 con honores de una secundaria de Charlotte y otros 35 jóvenes, arriesgaron su libertad y pese a las bajas temperaturas pidieron a “gritos” que no separen a sus familias y que los escuchen.

“Obama, Obama, no deportes a mi mamá” y “queremos educación y no deportación”, fueron algunas de las frases que se escucharon por al menos tres horas frente a la oficina federal en Charlotte.

“Lo que queremos es que nos concedan este alivio migratorio antes de la Navidad que nos protegería de ser sacados del país y un permiso para trabajar”, acotó el joven Moisés Serrano, del grupo El Cambio, de Yadkin, al noreste de Charlotte.

Al grupo se unieron maestros, profesores de colegios comunitarios y ciudadanos estadounidenses que apoyan a estos “soñadores” en su lucha por detener lo que han catalogado “una mentira” del Gobierno del presidente Barack Obama.

“Estoy aquí apoyando a mis estudiantes porque, a pesar de ser indocumentados, sí pueden seguir estudiando, hay becas privadas y me dedico a informarles la manera que lo pueden hacer”, acotó la maestra española Cristina Sánchez.

Esta es la segunda oportunidad que grupos proinmigrantes organizan una manifestación en la sede del Departamento de Seguridad Nacional de Carolina del Norte.

El pasado 6 de septiembre, 10 estudiantes “sin papeles” fueron arrestados por la policía local por obstruir el tráfico en un acto de desobediencia civil cuando solicitaban que los dejaran ir a la universidad pagando matrícula de estudiantes estatales.

En esa ocasión, los jóvenes se salvaron de la deportación al decidir ICE dejarlos en libertad.

“Nos estamos uniendo y organizando este tipo de actividades porque es la única manera de mantener presión para que nos escuchen. No queremos más promesas que no vayan a ser cumplidas”, apuntó Giovanna Hurtado, de 21 años.

Según los soñadores, ICE no está cumpliendo en Carolina del Norte con la política de deportar a inmigrantes con antecedentes criminales, sino que están expulsando a estudiantes y sus familiares que no representan un peligro para la comunidad.