No manejar borracho

No manejar borracho
Busca la manera de limitar su exposición a alguna demanda de responsabilidad civil y evitar exponer sus activos y pertenencias.
Foto: Archivo

 La responsabilidad civil de los anfitriones (social host liability, en inglés), es el término legal usado para describir la responsabilidad civil y social de un particular que sirve alcohol a un invitado, algo que puede tener graves consecuencias.

Las leyes de responsabilidad civil de los anfitriones, también conocidas en inglés como leyes “Dram Shop Liability”, varían de estado en estado, pero 43 estados tienen alguna forma de éstas en sus legislaciones.

En la mayoría de estas leyes, la persona afectada, tal como una víctima de un accidente donde la causa fue un conductor embriagado y manejando bajo la influencia del alcohol (DUI), tiene mecanismos para demandar legalmente a la persona que sirvió la bebida alcohólica que causó dicha intoxicación.

Bajo estas leyes existen circunstancias que pudieran permitir que los afectados también presenten cargos criminales.

 “Puesto que usted puede encontrarse legalmente responsable por las acciones que sus invitados tomen una vez salen de su casa, los anfitriones necesitan tomar precauciones y estar pendientes de la condición en la que sus invitados dejan la fiesta”, dijo Elianne E. González, portavoz del III.

 Antes de planificar una fiesta en su casa, confirme que usted tiene la suficiente cobertura de responsabilidad civil en su seguro de propietarios de vivienda para hacer frente a una demanda, así como que conoce las exclusiones, condiciones o limitaciones de su póliza.

 Así sea que usted invite a un pequeño grupo de amigos a tomar unas copas y charlar o que haga una gran celebración familiar, recuerde que el buen anfitrión es aquel que sirve bebidas alcohólicas responsablemente y por lo tanto necesitará tomar ciertas precauciones.

He aquí recomendaciones para promover el consumo responsable de las bebidas alcohólicas y reducir la exposición de riesgos a demandas por responsabilidad civil social.

  Familiarícese con las leyes de responsabilidad civil de su estado; estas varían enormemente de un estado a otro. Algunas no imponen la responsabilidad civil en el anfitrión; otros estados las limita a las lesiones que ocurren en la propiedad, mientras que otras leyes se aplican sin limitación de dónde ocurren las lesiones causadas por un invitado que ha consumido alcohol en exceso.

E infórmese  especialmente de cómo funcionan éstas leyes cuando se trata de servir alcohol a menores, ya que hay variaciones cuando se trata de menores de edad y el consumo de alcohol.

Utilizar un restaurante o bar con licencia de servir licor para hacer su fiesta, en lugar de usar su casa, minimiza los riesgos de responsabilidad civil de los anfitriones.

 

La mayoría de los baristas tienen suficiente entrenamiento para reconocer los signos de intoxicación y embriaguez en los invitados y dejar de servirles bebidas alcohólicas. 

 

A estos invitados asignados sólo ofrézcales bebidas no alcohólicas de manera que puedan llevar a sus casas a los otros invitados. 

 

Limite su consumo de alcohol para que pueda juzgar con juicio invitados que pudieran estar intoxicados y evitar que estos manejen bajo esas condiciones.

 

Consumir alimentos, bebidas no alcohólicas y agua en abundancia ayuda a contrarrestar los efectos del alcohol.

 

Y nunca sirva alcohol a un invitado que esté intoxicado.

 

Ofrezca bebidas no alcohólicas como te o café.  

Si un invitado aparenta estar intoxicado o muy cansado para manejar hasta su casa, llame a un taxi, acuerde con alguien más que no haya consumido alcohol para que lo lleve a su casa, o insista que se quede a dormir en su casa. 

 

Haga énfasis a sus invitados a que usen el cinturón de seguridad cuando vayan camino a su casa. Los estudios demuestran que los cinturones de seguridad sí salvan vidas.