Acuerdo bipartidista evitará el cierre del Gobierno Federal

Sigue a La Opinión en Facebook

Washington/EFE – La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó ayer un proyecto de ley bipartidista por valor de un billón de dólares que evita el cierre del Gobierno federal por falta de fondos, tras una prolongada lucha entre demócratas y republicanos.

Con 296 votos a favor y 121 en contra, los legisladores aprobaron el principio de acuerdo alcanzado anoche para financiar la mayoría de las agencias de la burocracia federal en lo que resta del año fiscal 2012 (que abarca de principios de octubre a finales de septiembre) y cuyos fondos se agotaban esta medianoche.

El proyecto de ley presupuestaria, que debía ser votado en el Senado, reduce los presupuestos para la mayoría de las agencias federales, con la excepción del Pentágono.

En ese sentido, el legislador demócrata de Misisipi, Bennie Thompson, explicó que votó en contra de la medida porque ésta recortó más de 2.000 millones de dólares para programas de respuesta a emergencias.

El acuerdo presupuestario fue posible sólo después de que los republicanos retiraran su exigencia de revertir la flexibilización de viajes y remesas de los cubanoamericanos a la isla, ordenada por el presidente Barack Obama a principios de este año.

Los demócratas también cedieron respecto a nuevas normas para la fabricación de bombillas de luz más eficientes.

Al cierre de esta edición, los legisladores continúan las negociaciones a puerta cerrada para extender los recortes de impuestos sobre las nóminas (retenciones con las que se financian las pensiones públicas) y prorrogar los subsidios de desempleo.

Pero esas negociaciones continúan empantanadas debido a la exigencia de los republicanos, en un asunto completamente separado, de imponer un plazo de 60 días para que la Administración Obama decida si da luz verde a la polémica construcción del oleoducto Keystone XL que ha de conectar Canadá con la costa del Golfo de México.

El líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, ha dejado claro que su partido no apoyará una extensión de los recortes tributarios si la medida no incluye la agilización del oleoducto canadiense, informó ayer su oficina.

El Gobierno demócrata de Obama ha pospuesto la decisión sobre el trazado del oleoducto hasta después de las elecciones de 2012 en las que el presidente busca ser reelegido.

La Cámara de Representantes, bajo control republicano, incluyó el plazo de 60 días en su versión de la medida aprobada el martes pasado.