Los Rockets sin pólvora

Houston podría tomar acción legal contra la cúpula de NBA

Guía de Regalos

Los Rockets sin pólvora
El argentino Luis Scola está en una situación incómoda.
Foto: EFE

HOUSTON, Texas (EFE).- El gerente general de los Houston Rockets, Daryl Morey, no quiso comentar sobre el veto que hace una semana impuso el comisionado de la NBA, David Stern, para que el base Chris Paul no fuese traspasado a los Lakers de Los Ángeles, pero “insinuó” que el asunto no está “cerrado” para su equipo.

La decisión de Stern impidió a su vez que los Rockets consiguiesen al español Paul Gasol, de los Hornets de Nueva Orleans, el gran sueño y objetivo del equipo de Houston, que se ha quedado como el gran perdedor junto a los Lakers.

Mientras en Los Ángeles, el propio Paul mostraba toda su felicidad por llegar a los Clippers para unirse a Blake Griffin y al veterano Chauncey Billups, en Houston, Morey, un graduado de la prestigiosa Universidad de Norwestern, media todas y cada una de sus palabras.

Morey no quería responder a ninguna de las preguntas relacionadas con el “fallido” traspaso y recalcó que el motivo era única y exclusivamente por razones de tipo “legal”.

Los Rockets, que no han podido hacer ningún cambio importante en su plantel y siguen con el argentino Luis Scola, el escolta Kevin Martin y el base esloveno Goran Dragic, los tres jugadores que iban a ser enviados a los Hornets por Gasol, estudian todas las acciones que puedan emprender contra la NBA.

La justificación ofrecida por el comisionado Stern de “razones de baloncesto” para imponer el veto, puede que legalmente no suene tan simple.

Morey reiteró que no podía hacer ninguna valoración del asunto ni dar su opinión sobre la decisión de la NBA debido a la orientación que le había dado el consejero del equipo.

Sin embargo, el gerente general de los Rockets no quiso especificar si había hablado con un abogado o si el equipo tenía previsto emprender algún tipo de acción legal contra la liga.

“Entiendo lo que quieren que les responda”, declaró Morey. “Pero en estos momentos no puedo hacerlo”.

Lo que si confirmó fue que no había hablado personalmente con Stern desde que se generó el veto y tampoco sabía si lo hizo el dueño de los Rockets, Leslie Alexander.