TU TECNOLOGÍA: Santa, ¿qué tableta me compro?

Tabletas, tabletas y más tabletas. Tabletas de todos los tamaños, precios, colores y porque no… sabores. En este océano de computadoras portátiles, se está volviendo casi imposible determinar cuál comprar. Te voy a ilustrar con algunas preguntas de mis lectores.

¿Ariel, yo solo quiero leer libros, necesito comprar un tablet?

La respuesta es un “No” definitivo. Aunque los lectores de libros electrónicos se asemejan en diseño a sus primas hermanas más avanzadas que son las tabletas, estos lectores electrónicos tienen varias ventajas que los convierten en la mejor solución para leer libros.

Primeramente, el precio es mucho más asequible. Puedes comprar un lector de libros electrónicos por $79 y hasta más barato mientras que un tableta básica puede costar un promedio de $200. La pantalla de los lectores de libros electrónicos son opacas, ya que utilizan una tecnología llamada e-ink. Esto les permite que no sean reflectivos a la luz y ser utilizados en exteriores, algo que es difícil para las tabletas debido a su pantalla reflectiva. El contraste del blanco y negro en las pantallas de tinta líquida de los lectores electrónicos también les permite tener mayores contrastes y no cansar la vista, sobre todo si quieres leer por mucho tiempo. La última ventaja es la batería ya que la batería de los mismos puede durar por semanas de utilización ya que solo consumen electricidad cuando se cambia la página por lo que una carga te puede durar lo que parecería una infinidad, eso es sin contar que por lo general, son mucho más liviano y caben en un bolso fácilmente.

La otra pregunta frecuente es: ¿Qué tipo de tableta me compro?

En estos momentos hay varias tabletas interesantes en el mercado. El iPad 2 es imposible de ignorar ya que son los que más ventas y éxito han tenido, pero no son los únicos en el mercado que ofrecen un buen producto. Apple usa su sistema operativo llamado iOS que es propietario de la empresa pero tiene una infraestructura impresionante para instalarle aplicaciones y comprar películas y música.

Las tabletas que utilizan el sistema operativo Android de Google han avanzado muchísimo en este último año y son definitivamente más asequibles. El Kindle Fire, la tableta fabricada por Amazon tiene muchas de las funciones del iPad y aunque no tiene mucha memoria y no cuenta con cámaras ni micrófonos, se puede utilizar perfectamente para leer libros y revistas, ver películas y fotos e instalar aplicaciones que extienden su funcionalidad. Otras dos tabletas notables son el Galaxy Tab de Samsung y el Tablet S de Sony que ambos tienen una pantalla con una calidad sencillamente impresionante.

Al final, las tabletas tienen que cumplir las funciones básicas para lo que lo deseamos y no me parece una buena idea pagar más dinero por el modelo más popular cuando tenemos muchas otras opciones que se ajustan a nuestro presupuesto, a no ser que te ganes la lotería y en ese caso no tienes que preocuparte de estas cosas mundanas como el precio.