Celebra a pesar de las diferencias en familia

En tus manos está la posibilidad de abrir un espacio de comunicación durante las fiestas, pero la decisión final la toman los involucrados.
Celebra a pesar de las diferencias en familia

Seguramente alguna vez te ha tocado tener amigos comunes o incluso familiares entre los que no hay simpatía y si alguna vez la hubo, un problema los hizo separarse.

Desde luego que nunca es sencillo encontrarse en esta situación, pues para ti resulta complicado decidir a quién invitarás, porque al final de cuentas tú aceptas a todos con sus virtudes y defectos, se han ganado tu cariño y lo que menos deseas es tener que mentirles para no invitarlos, o hacerlo con el riesgo de que empeore la relación.

¿Parece un caso difícil de resolver no? Sin embargo, tú puedes contribuir a cambiar la historia a cada uno de ellos, pero también es importante que tengas presente que si los resultados no son tan óptimos como lo habías planeado, no es tu responsabilidad, en tus manos está la posibilidad de abrir un espacio de comunicación, pero la decisión final la toman los involucrados.

El doctor Manuel González Oscoy, catedrático de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explica que indudablemente se trata de un caso muy común, pero no por ello fácil de manejar: “Cuando los lazos afectivos se fracturan entre dos o más personas y hay un tercero que guarda una relación de afecto y buena comunicación con todos, es él quien se enfrenta a una complicación, porque cuando se trata de reunirlos a todos en un evento donde la convivencia es indispensable lo común es que no sepa a quién debe convocar y de qué otra persona prescindir. Lo mejor en estos casos, es hablar con sinceridad, exponer las razones que valen para desear que asistan ambos individuos, pedirles su comprensión y buena voluntad para que todos puedan compartir de un momento de cordialidad”.

Aunque en esencia el caso es el mismo si se trata de amigos o de familiares, lo cierto es que cada cual debe abordarse de distinta manera, esto también depende en gran medida del origen del distanciamiento, ya que no es lo mismo cuando simplemente se trata de un mal entendido, que un conflicto serio como un divorcio que ha dejado heridas profundas en la pareja.

No te sientas obligada a tomar decisiones con base en las mentiras, por ejemplo, no sería adecuado que si tienes una buena relación con una de tus amigas y con su esposo, dejes de convocar a alguno de los dos, confiada en que nunca se enterará debido a que “sólo se trata de una pequeña comida”, ya que si llegara a enterarse puedes herir sus sentimientos y además, corres el riesgo de que asuman que has tomado partido con respecto a su relación.

El doctor Manuel González recomienda que es oportuno informar a ambas partes acerca de que has convocado a tus amigos más cercanos y queridos a reunirse con motivo de las fiestas decembrinas, que para ti es muy importante que ellos asistan. Hazles saber que entiendes el momento difícil por el que atraviesan y que serás muy respetuosa con la decisión que tomen, la cual no alterará en nada el afecto y respeto que sientes por ellos.

“Cualquier tipo de relación debe estar basada en la confianza, el respeto y la comprensión, si se logran reunir estos elementos y se ponen en práctica a lo largo de la convivencia difícilmente se presentarán conflictos irreconciliables, porque quien se rige con estos principios y valores no toma partido dentro del problema, por el contrario, se limitan a brindar apoyo, consejos y su buena voluntad para contribuir a superar el mal momento. Esto sin duda, influye a que no haya necesidad de prescindir de ninguna persona que tenga un lugar especial en su vida”, afirma el especialista.

Estas fechas inspiran a buscar un cambio de raíz para mejorar en distintos aspectos de la vida. Los buenos deseos, el planteamiento de objetivos y el recuento de todo lo realizado a lo largo del año, pero no olvides que el deseo de mantenerse en comunicación y alimentar las relaciones con tus seres queridos, debe prevalecer en todo momento.

Ciertamente el estilo de vida actual, impide que puedas frecuentar a las personas que aprecias, tanto como quisieras, no obstante debes darte los espacios para fortalecer tus relaciones, hacerles saber a tus seres queridos lo importante que son para ti y por lo mismo, lo que más deseas es poder compartir con ellos de un momento de alegría, recuerdos, logros y objetivos, sin complicaciones y sí con plenitud.

“La perseverancia es el motor del éxito”

http://www.sermexico.org.mx

Bojorge@teleton.org.mx