Hispano y republicano

Un llanero solitario en Nueva York
Hispano y republicano
Rubén Estrada, centro

Nueva York – El líder republicano Rubén Estrada, nacido y criado en El Barrio, tuvo su llamada política a los 14 años: “Fui a la Marqueta a hacer unas compras para mis padres y vi en la tarima al gobernador Nelson Rockefeller. Me paré a oírle, hablaba en español y las cuatro personas que estaban con él eran latinos como yo y me dije ¿cómo es eso? ¡un republicano!”.

Desde entonces ha tenido claro que los republicanos representan sus valores y los de los latinos: “El latino es republicano y conservador por naturaleza ¡pero no lo sabe!. Somos personas con los mismos valores: menos gobierno en la vida de uno, más oportunidades económicas, educativas y de bienestar”.

Los hispanos en la administración Rockefeller se convirtieron en sus mentores, el partido le envió durante los veranos a la Teenage Republican School en Albany donde estudió con los hijos de los líderes y de allí a las convenciones… llegando a ser presidente de la Coalición Nacional Latina durante la presidencia de George Bush senior. Actualmente Estrada es, entre otros cargos, el presidente de la Republican National Hispanic Assembly del Condado de Orange, NY.

Estrada admite que es difícil ser republicano en Nueva York y más siendo puertorriqueño como él “pero no es imposible aunque haya ocho votantes demócratas por cada republicano”. Entre esos posibles cita que en 1937 fue un boricua y republicano, Oscar García Rivera, el primer latino en la Asamblea estatal elegido por la ciudad de Nueva York. En época más reciente y como gerente de la campaña de Rudy Giuliani, asegura que este ganó la alcaldía “porque los latinos salieron a votar por él”.

Estrada niega que su partido sea anti-inmigrante y asegura que los demócratas se están tapando con ellos pero que los demócratas sí que son racistas. Recuerda que fue un presidente republicano, Ronald Reagan, quien dio amnistía a los inmigrantes y otro presidente republicano George Bush hizo todo lo que estaba en su mano para lograr una reforma migratoria.

Por el contrario cita al presidente demócrata Bill Clinton como el responsable de la actual ley de inmigración que tanto daño está haciendo, así como los muros en la frontera mexicana. Estrada admite que el mensaje que lanza su partido está mal “y se lo digo siempre ¡que nos vemos muy mal! porque los republicanos no saben dar el mensaje. El mensaje correcto no está llegando a los latinos”. Para paliar esto, su organización está poniendo en marcha un plan-guía para los candidatos republicanos.

El culpa la militancia demócrata de los latinos a la semántica. “La primera batalla es que vienen de repúblicas muy malas, buscando democracia. Como no entienden el sistema se dicen ¿Cómo voy a ser republicano si vengo de la república….? ¡Quiero democracia soy demócrata!”.

“Lo más importante aquí es que el Partido Republicano ha hecho mucho por las minorías y por muchos años. ¡Rockefeller tenía más latinos en su administración que ningún otro gobernador!”, señaló.

Estrada piensa que el mejor candidato republicano para la Casa Blanca es Newt Gingrich. “Esta listo para gobernar, no hay tiempo para estudiantes. Si gana Mitt Romney va a ser un estudiante como Barack Obama”.

Para él, Gingrich es el mejor candidato para los inmigrantes. “Como mínimo tiene un plan para que el que lleve 25 años y no sea delincuente tenga la oportunidad de obtener la residencia. Necesita reforzarse pero por los menos beneficiaría a las familias que están aquí 25 años ¡que son muchos!”.