Hernández deja el título en Bangkok

Monarca mundial minimosca mexicano fue noqueado en el décimo por Kompayak
Hernández deja el título en Bangkok
Con la vista perdida, Hernández escucha la cuenta de protección.
Foto: EFE

BANGKOK, Tailandia (EFE).- El púgil mexicano Adrián “Confesor” Hernández perdió ayer la faja de campeón del mundo en la categoría minimosca del Consejo Mundial de Boxeo tras caer derrotado por nocaut en el décimo asalto ante el tailandés Kompayak Porpramook en un combate disputado en Bangkok.

Kompayak (43-3-0, 29 KO’s) salió desde el primer asalto dispuesto a dejarse la piel en el cuadrilátero castigando la parte inferior del tronco de Hernández (22-1-1, 14 KO’s), que solo podía retroceder y ceder terreno ante el empuje del púgil local.

En el segundo asalto, el mexicano se tambaleó tras recibir dos golpes de tailandés.

La reacción del hasta ayer campeón del mundo minimosca no tardó en llegar cuando, ayudado por su mayor envergadura, buscó el rostro del boxeador tailandés con golpes directos y ganchos.

Antes del combate, el boxeador mexicano se mostró preocupado por su aclimatación a la alta temperatura y humedad en la capital tailandesa.

En el décimo asalto, de los 12 fijados, el aspirante tailandés mando un derechazo al rostro del boxeador mexicano que cayó sobre la lona y el árbitro tras contar hasta 10 dio por concluido el combate.

Esta era la segunda defensa de Hernández del cinturón que lo acreditaba como campeón del mundo en la categoría minimosca después de que derrotara en el mes de abril al también pugilista mexicano Gilberto Keb Bass.

Mientras Hernández sucumbía, en su país, un grupo de 30 pugilistas, entre ellos Diego de la Hoya, Juan Villegas, Óscar Valdez y Braulio Avila estarán concentrados en esta capital con miras al Preolímpico Regional en Brasil, en donde van en busca del pasaporte a Londres 2012.

Y es que luego del Nacional de Primera Fuerza de noviembre pasado, ahora se elegirá a los mejores de la especialidad en un selectivo interno del 12 a 15 de enero próximo.

El entrenador nacional, Francisco Bonilla, comentó que a pesar de las fiestas de esta temporada, algunos pugilistas locales se han esforzado por estar en la concentración para llegar en forma a la recta final del trabajo y conseguir los lugares que sean posibles para poder viajar hacia Londres.