El daño para el Partido Republicano ya está hecho

Hay que tener muy claro que la mayor falla de los republicanos...ha sido darle tanto poder y tanta ventaja a los miembros del “Tea Party”

Las elecciones del 2012 para presidente de Estados Unidos ya han comenzado y lo sorprendente no es que ya estamos en plena campaña, sino el gran regalo que los republicanos le han brindado al presidente Obama. Me refiero al reciente debate sobre los recortes en el impuesto a la nómina, en el cual los votantes vieron más claramente que nunca las prioridades de cada partido político.

Los demócratas han luchado por los intereses de las familias de la clase media y por todos los trabajadores en general, mientras que a los republicanos solamente les ha importado proteger a los más ricos en este país, a los millonarios y a las corporaciones más poderosas. En todo momento los republicanos prefieren sacrificar programas importantes para la clase media con el propósito de no aumentar los impuestos a los millonarios ni siquiera por unos cuantos centavos por cada dólar. Estos pequeños impuestos ayudarían a proteger programas de los cuales dependen muchas familias trabajadoras para su subsistencia.

Como un ejemplo, el proyecto de ley de trabajos Americanos (American Jobs Act) que propuso el presidente Obama hace unos meses, hubiese sido un programa destinado a crear hasta 2 millones de empleos, según varios análisis independientes. Sin embargo los repubicanos, dispuestos a no darle ninguna victoria al presidente Obama, decidieron oponerse y una vez más sacrificar un programa de gran beneficio para la clase media y para todos los trabajadores quienes han sido los que más han sufrido durante esta frágil economía. Y esta decisión se tomó solo para proteger a los menos necesitados.

Pero no fue sino hasta el debate más reciente sobre el recorte a los impuestos a la nómina, que los republicanos revelaron sin duda alguna por quienes están dispuestos a luchar y porque están dispuestos a poner en peligro un recorte de impuesto que beneficia a más de 160 millones de americanos incluyendo a millones de latinos.

Hay que tener muy claro que la mayor falla de los republicanos, desde el momento en que obtuvieron la mayoría en la Cámara de Representantes en el 2010, ha sido darle tanto poder y tanta ventaja a los miembros del “Tea Party”, quienes hicieron campaña y ganaron muchos escaños promoviendo la importancia de reducir la deuda nacional y el déficit. Sin duda, estos temas son importantes, pero lo que no han entendido ni los miembros del ‘Tea Party’ ni el liderazgo de los republicanos en la Cámara de Representantes es que la importancia del déficit y la deuda nacional a los ojos de los votantes ha disminuido por la importancia que ha tomado la economía personal de cada familia ya que todos están preocupados por mantener el empleo o por encontrar uno si no lo tienen.

Al no entender el cambio de prioridades entre los votantes, los republicanos en la Cámara Baja le han venido dando más y más poder a los del ‘Tea Party’, quienes no tienen ninguna experiencia en los asuntos de gobierno y no saben o no desean llegar a un acuerdo con el Partido Demócrata para poder solucionar en forma bipartidista los problemas que enfrentamos en este país.

Esta actitud fue llevada al extremo en este debate reciente sobre el recorte de los impuestos a la nómina. Los republicanos miembros del Senado fueron capaces de llegar a un acuerdo con los demócratas para asegurar la extensión del recorte de impuestos a la nómina para los 160 millones de americanos quienes se benefician con un minimo de mil dolares al año en recortes. La extensión es solo por dos meses en lo que se puede negociar una extensión de un año completo. Pero los republicanos de la Cámara rechazaron el acuerdo de la extensión de dos meses, llevando al país a tal punto de angustia e incertidumbre – especialmente a las familias de la clase media – que sus propios colegas en el Senado los regañaron por causar la pérdida de la ventaja, que hasta ese momento tenían los republicanos en el tema de los impuestos.

Como sabemos, por fin los republicanos de la Cámara Baja, liderados por el representante John Boehner, viéndose ya derrotados, se vieron forzados a aceptar la extensión de dos meses.

Pero el daño para el Partido Republicano ya está hecho. El índice de aprobación del presidente Obama ha aumentado y el porcentaje de americanos que ven a los republicanos de una manera favorable ha disminuido.

El debate de la elección presidencial ya ha sido definido, y por el momento, la clase media y los trabajadores de este país han salido adelante gracias a la lucha de Obama y de los demócratas. Y por lo tanto, el presidente Obama también ha obtenido una ganancia política gracias a la intransigencia del partido opuesto.

Pero lo más importante es que las familias de este país tendrán un más próspero Año Nuevo.

María Cardona es una experimentada estratega demócrata, experta en asuntos públicos y comunicaciones.