Breves de Los Ángeles y California

Un tiroteo en la mañana de ayer dejó a cuatro personas muertas en un condominio en el istmo de Coronado cerca de San Diego, dijeron las autoridades.

La policía respondió a una llamada al 911 de un teléfono celular indicando que se habían escuchado disparos en el suburbio de clase pudiente con unos 24,000 residentes en la bahía de San Diego.

Al llegar los oficiales encontraron a un hombre en la entrada del condominio, muerto de una aparente herida de bala. Los cuerpos de otros dos hombres y una mujer fueron hallados adentro del apartamento y al cierre de esta edición no se supo cómo murieron.

Tampoco se informó si las víctimas eran miembros de la fuerza militar. La unidad Navy Seals de la marina estadounidense está basada en Coronado.

La policía no buscaba a un sospechoso y no se reveló ninguna identidad.

San Francisco hizo historia ayer, al convertirse en la primera ciudad del país en requerir que los patronos paguen mas de 10 dólares la hora a quienes reciban el salario mínimo.

El aumento a 10.24 dólares de 9.92 entró en efecto co el año nuevo.

El alza de 32 centavos llega una vez que los San Franciscanos aprobaron una proposición en 2003 que requería que los empleadores aumentaran el salario mínimo cada año, empleando una fórmula ligada a la inflación.

Un mono ardilla que fue robado de su jaula en el Zoológico de San Francisco fue encontrado en un parque relativamente cercano y ya fue devuelto al parque, asustado pero a salvo.

Un transeúnte detectó al mono, de 17 años, cuando salía de unos arbustos del parque Stern Grove, a una milla de distancia del zoológico, afirmó ayer el portavoz de la Policía, Carlos Manfredi. “Esa persona logró que el mono se metiera en una mochila”, dijo.

El hombre llamó a la Policía y en una hora se reunieron con autoridades del zoológico, que verificaron la identidad del mono.

Banana Sam, un ejemplar muy apreciado, tenía “hambre, sed, y temblaba” después de que la Policía lo llevó de vuelta el sábado por la noche al zoológico, donde se verificó que estaba saludable, dijo el portavoz del parque, Danny Latham, en un comunicado.

“Estamos muy agradecidos a la comunidad y al Departamento de Policía de San Francisco por este final feliz”, dijo la directora del zoológico, Tanya Peterson, en un comunicado.

Nadie fue arrestado ni se señaló a sospechoso alguno por la desaparición del ejemplar. “Examinamos todas las circunstancias posibles, incluido al transeúnte”, expresó Manfredi.

Tras el robo ocurrido el jueves, el zoológico incrementó la seguridad y encerró a otros 17 monos ardilla.

A Banana Sam se lo llevaron después de que uno o varios ladrones ingresaran por la puerta y agujeraran la malla que rodea el lugar donde se le exhibía.

Se había ofrecido una recompensa de 5,000 dólares a quien regresara al mono ardilla a salvo.