Multan a UCSD por discriminación laboral

Centro médico dio trato desigual a posibles empleados no ciudadanos

WASHINGTON, D.C.- El Departamento de Justicia (DOJ) anunció ayer, un acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de California en San Diego (UCSD), respecto a sus procesos de selección de empleados no ciudadanos, con permiso de trabajo.

Esto resuelve una demanda presentada el 6 de diciembre de 2011 por el gobierno, donde se alegó un trato desigual entre postulantes con y sin ciudadanía, en el proceso de verificación de documentos para empleo.

El DOJ había especificado en la causa, que el Centro Médico de UCSD imponía requerimientos excesivos a los no ciudadanos, sobre todo de documentos emitidos por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), lo que se contrapone a las provisiones anti discriminación de la Ley de Inmigración.

Bajo los términos del acuerdo, se implementarán nuevas políticas para verificar elegibilidad de empleo y procedimientos que impliquen un trato igualitario de los trabajadores, sin importar su origen nacional.

Además, el Centro Médico de UCSD pagará una multa de 115 mil dólares y tendrá la obligación de otorgar entrenamiento de apoyo a su personal de recursos humanos, para evadir prácticas discriminatorias.

“La ley federal protege de la discriminación, a las personas que está autorizadas a trabajar en Estados Unidos, cuando postulan a un empleo. Estoy contento por la cooperación que hemos recibido para llegar a una solución”, dijo Thomas Pérez, asistente del Fiscal General de la División de Derechos Civiles del DOJ.

El año pasado el Departamento de Justicia también llegó a acuerdos en al menos tres casos similares de discriminación laboral en los estados de Georgia, Texas y Arizona. La Oficina de Asesoría Especial de la División de Derechos Civiles del DOJ, es la encargada de velar por el cumplimiento de los compromisos pactados.