Breves deportivas

Miguel Cabrera declaró sin disputa en el proceso que se le sigue en Florida por conducir borracho. Cabrera aceptó el acuerdo de declaratoria ayer , con lo que evitará pisar la cárcel. Los cargos de resistirse a un oficial de la ley sin violencia y de tener un contenedor de bebidas alcohólicas abierto en un vehículo fueron retirados.

El venezolano fue arrestado en febrero en Fort Pierce luego de negarse a hacer una prueba de sobriedad.

Cabrera recibió una sentencia de un año de libertad condicional.

Los Kings de Sacramento despidieron ayer al entrenador Paul Westpal, tras dos temporadas completas, en medio de una lenta salida y una disputa con el joven centro DeMarcus Cousins.

El presidente de operaciones, Geoff Petrie hizo el anuncio antes del partido del jueves frente a Milwaukee.

Un roster talentoso y atlético, aunque sin pulir, liderado por Westpal tiene ahora marca de 2-5 y está en el último lugar de la División.

“Quiero agradecer a Paul por todos sus esfuerzos por este equipo”, dijo Petrie.

Ben Roethlisberger ingresó ayer a los vestuarios con más problemas para apoyar su pie de los que tuvo la semana pasada, pero el mariscal de campo de los Acereros de Pittsburgh no piensa que su tobillo izquierdo pueda afectarle para el juego del domingo, cuando visiten a los Broncos de Denver.

“Tuve una pequeña recaída temprano en el tercer cuarto (en contra de Cleveland)”, declaró. “Me sentí muy bien al ir y moverme un poco al inicio del juego. Es una pequeña recaída pero seguiremos moviéndonos”.

Víctor Ortiz deberá aparecer frente a la Comisión Atlética del Estado de Nevada el 11 de enero para responder preguntas sobre su conducta antideportiva durante su derrota de septiembre ante Floyd Mayweather Jr, y sus comentarios postpelea para poder recibir la licencia para su combate en Las Vegas, dijo el director ejecutivo de la Comisión, Keith Kizer.

Si la comisión no queda satisfecha con lo que escuche de Ortiz, podría no recibir su licencia.