Supuesta ‘compra de votos’ en Maywood

Procuraduría investiga señalamientos de habitantes de esa ciudad contra la concejal Verónica Guardado; ella lo niega

Residentes protestan frente a la estación de Policía de Maywood. Piden en sus pancartas ayuda al gobernador.
Residentes protestan frente a la estación de Policía de Maywood. Piden en sus pancartas ayuda al gobernador.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La Procuraduría de Distrito de Los Ángeles investiga si la concejal de Maywood, Verónica Guardado, pagó para obtener algunos de los 658 votos que la mantuvieron en el cargo por un segundo término en la pasada elección de noviembre, respondiendo a una queja interpuesta poco después de la contienda.

“Abrimos una investigación, pero no se han realizado interrogatorios por el momento”, indicó David Demerjian, titular de la División de Integridad Pública de la Fiscalía del condado, encargada de atender las denuncias por irregularidades ocurridas en los procesos electorales.

La denuncia, que se interpuso el pasado 16 de noviembre, ocho días después de dicha votación, afirma que Guardado ofreció a tres personas que caminaban sobre la avenida Slauson, a unos pasos del edificio de la alcaldía de Maywood, que firmaran una forma para votar por correo a cambio de 150 dólares.

“Ella nos dio a cada uno un sobre con 150 dólares”, expone uno de los testimonios que forman parte de la queja presentada a la Procuraduría. “Ella dijo que nos contactaría. Me sentí mal por firmar la forma”.

Guardado, electa al Concejo de Maywood en 2007, aseguró que se enteró de las indagaciones de la Fiscalía por este periódico y negó todas las acusaciones que, según ella, provienen de sus rivales políticos, a los cuales identificó como “los que no quieren transparencia” en esa municipalidad.

“No tienen pruebas porque no pasó nada”, afirmó la funcionaria en una entrevista telefónica. “Si ellos [los fiscales] investigan, la verdad saldrá a la luz; yo estoy tranquila”.

La ciudad de Maywood, con una población de 28,000 residentes, 96% de origen latino, no ha podido salir del ojo del huracán desde que su Policía se vio envuelta en múltiples demandas. Hace dos años eliminó casi toda su nómina y tuvo que contratar los servicios públicos de la ciudad de Bell, que ahora también intenta salir de sus propios líos por corrupción.

Ramón Medina, excandidato al Concejo de Maywood, pidió a las autoridades no dejar impune las supuestas irregularidades cometidas por Guardado. “Esto desprestigia más a nuestra ciudad. Creemos que hay muchas otras víctimas, porque la gente acepta dinero por necesidad”, mencionó.

“Los latinos no consideran al voto como sagrado”, expresó.

Un grupo de residentes protestó ayer afuera del Ayuntamiento de esa ciudad para ventilar el presunto fraude electoral.

“¡Verónica compró votos!”, gritaban a los automovilistas mientras agitaban pancartas con las frases: “Paren la corrupción” y “Verónica Guardado pagó $150 por voto”.

Entre los inconformes se encontraba Éric Díaz, otro exaspirante al Cabildo, quien dijo sentirse frustrado por el que consideró una “sucia” jornada electoral. “Si cometió fraude, que la quiten del puesto”, pidió. “Estamos haciendo esta manifestación para que salgan a la luz más testigos, sabemos que mucha gente tiene miedo de hablar”.

Díaz calcula que las contribuciones de campaña que recibió Guardado le habrían permitido pagar para obtener por lo menos 200 votos. Él registró 189 sufragios, tres veces menos que la concejal.

“Tal vez perdí por culpa de ella”, manifestó.

La División de Integridad Pública de la Fiscalía no precisó cuál sería la penalidad que recibiría la funcionaria en caso de ser culpable.

“Dependerá de lo que encontremos”, dijo Demerjian.

La concejal Guardado, quien mencionó que aún no ha sido contactada por la Procuraduría de Distrito, recalcó que sus acciones políticas hablan del compromiso que mantiene con su ciudad.

“Competí para traer cambios a la comunidad”, dijo la edil, quien contó que antes de entrar a la política se involucró con la organización OneLA porque proliferaban los decomisos de coches en Maywood. En ese entonces, comentó, “los concejales no estaban peleando por la comunidad”.

El puesto de concejal en Maywood es considerado un trabajo de medio tiempo y su salario es bajo, de unos 600 dólares al mes, lejos de los 178,000 dólares anuales que ganan sus colegas de Los Ángeles.

Esto ha despertado mayores dudas por parte de los que señalan a Guardado.

“Hay que ver qué está escondiendo”, señaló Díaz.