Higiene en cuatro patas

Higiene en cuatro patas
Foto: Agencia Reforma

Huellas de suciedad sobre el piso, pelos en el sofá y olor a orines…Tener un perro en casa a veces dificulta la limpieza de los espacios; sin embargo, existen diferentes procedimientos para que esta tarea no sea imposible.

“Para que el perro no sea un obstáculo en la higiene del hogar, lo ideal es que el mismo amo lo entrene, ya que este tipo de mascotas identifica tres puntos en su territorio: comida, descanso y baño.

“Es importante que el can tenga horarios especÌficos de paseo y alimentación. Si se porta mal, el dueño debe regañarlo con voz firme y enérgica, pero, si realiza lo correcto, también es conveniente que premie su conducta. De esta forma, el animal asocia las acciones con consecuencias inmediatas”, explica la etóloga Karina Angeles.

Según la experta, una opción para evitar que el perro defeque y orine dentro de casa, consiste en mojar un periódico con su pipí y después ponerlo en el patio o en el jardín. Así, reconocer· el hedor impregnado y hará sus necesidades en este sitio.

Prevenir la concentración de olores también es indispensable, por lo cual aconseja que la mascota duerma en un área abierta y ventilada. Además, recomienda lavar con agua jabonosa diariamente esta zona, pues el cloro y los detergentes contienen amoniaco que, en vez de inhibir la pestilencia, la aumentan.

Asimismo, para retirar los pelos que se acumulan alrededor de los muebles, precisa que es mejor aspirar que barrer, ya que con la escoba sólo se recoge una parte sin eliminarla por completo.

“Hay que respetar los instintos de los perros y no tratar de que sean humanos”, agrega Angeles. “Son seres inteligentes que podemos orientar hacia un buen entrenamiento”.

Convivencia canina

Para que el hogar se mantenga limpio con la presencia de un perro tome en cuenta los siguientes consejos:

  • En la entrada coloque un trapo largo. De esta forma, evitará que el animal ingrese al espacio y lo ensucie con las patas.
  • En un rincón del patio o jardín ponga un tapete de hule espuma donde el perro pueda comer, jugar, y dormir. Así, sólo manchará este lugar y no todas las áreas.
  • Cepille a diario el pelo del animal. Esto ayudará a que no se le caiga constantemente.
  • Algunas telas, como el fieltro, adhieren fácilmente el pelaje, razón por la que es preferible tener cojines y textiles suaves y lisos, como el algodón.