¡Labios de tentación!

Existen varias opciones para conservar unos labios perfectos
¡Labios de tentación!
Foto: © pressmaster - Fotolia.com

Tener una boca perfecta no significa que los labios rebosen de grosor, éstos deben ser proporcionales al rostro, por lo que no hay que temer a realizarse algún procedimiento cuando se requiera.

“Unos labios ideales son aquellos que son armónicos a la estructura facial”, asegura el doctor Fernando Arriola, especialista en medicina estética.

A decir del cirujano plástico Lázaro Cárdenas Camarena, los labios tienen características precisas.

“El labio superior es totalmente diferente al labio inferior. El labio superior se conforma en una parte central más abultada que se llama “arco de cupido” y dos partes laterales mas delgadas. El inferior se acopla al superior en forma perfecta al tener una pequeña escotadura central donde ensambla el arco de cupido del labio superior.

“A los lados de esta pequeña escotadura del labio inferior hay dos porciones laterales gruesas que se acoplan a las dos laterales delgadas del labio superi “Además, el labio superior tiene una parte externa que luce mucho en la mujer y que llama “filtrum”, esa parte es el espacio entre el labio y la base de la nariz (en donde el hombre tiene el bigote) y consiste en dos pequeñas líneas muy tenues que van de la base de la nariz a la parte mas externa del arco de cupido”, señala Cárdenas Camarena, profesor de Cirugía Plástica de la Asociación Mexicana de Cirugía Plástica.

Acudir a un especialista para atender los labios puede ser debido a diversas causas, como restituir su tersura y color, o por algún padecimiento o lesión accidental.

“Las personas jóvenes, de 15 a 35 años lo que más buscan es aumentar el volumen o corregir una sonrisa gingival, lo que se puede trabajar en los labios es aumentar el volumen para cubrir mayor extensión de la encía.

“En las personas adultas ya existen otro tipos de padecimientos, que son las arrugas peribucales que pueden ser por consumo de cigarro, por exposición solar, por envejecimiento cronológico.

“A partir de los 35 años empieza la disminución del grosor, del contorno de los labios; se pierden ciertos tejidos que en el labio se van disminuyendo”, comenta el especialista Fernando Arriola.

Hay personas que también tienen una disparidad muy evidente entre cada labio, la cual se puede corregir; así como las comisuras que con el tiempo descienden y dan un aspecto de labio triste.

MANOS A LA BOCA

Existen diversas opciones para conservar unos labios perfectos, entre tratamientos quirúrgicos y estéticos, que son los menos invasivos; así como opciones tópicas.

“Un tratamiento quirúrgico puede servir para acortar un labio que se ha elongado por el proceso de envejecimiento y que se ve delgado y caído. Este tratamiento servirá para levantarlo y evertirlo. También se puede inyectar grasa de la misma paciente para delinear los labios, para conformar el arco de cupido, o bien para aumentar el volumen cuando son muy delgados.

“La grasa tiene la desventaja de que no toda la que se filtra se aprovecha, pero tiene la gran ventaja de que no produce reacción, y la grasa que no se logra integrar -aproximadamente entre el 50 y 70 por ciento de lo que se infiltra- su permanencia es de por vida”, apunta el cirujano Lázaro Cárdenas Camarena, también profesor y miembro del Instituto Jalisciense de Cirugía Reconstructiva.

En el caso de las cirugías la recuperación requiere de dos a tres días de reposo, así como evitar exponerse al Sol mientras haya hematomas o inflamación, así como utilizar siempre proyector solar.

En cuanto a los tratamientos no quirúrgicos los rellenos como el ácido hialurónico son los más socorridos, pues hay una recuperación rápida, escasas reacciones al producto y el procedimiento es paulatino ya que se trabaja en varias sesiones, lo cual hará que no se note instantáneamente y sí de manera natural. El número de sesiones dependerá del resultado que se busque, pero suelen oscilar entre una y cuatro, y la duración de los rellenos varía entre los 12 y los 18 meses.

Dar volumen no es la única ventaja de recurrir a procedimientos estéticos, aplicados directamente en los labios ayudados de jeringa, mantener la tersura perdida, así como delinear y restituir la apariencia de hidratación son también sus bondades.

“Hay un delineado especial con hialurónico que resalta el borde solamente de la boca dando un aspecto más colorido, más rojo. Al hidratar los labios va a cambiar la coloración al momento de provocar esa regeneración de los tejidos, que se produce desde el momento en el que se inyectan”, asevera el doctor especialista en medicina estética Fernando Arriola.

Luego de realizarse los procedimientos pueden aparecer hematomas, debido a la sensibilidad de los labios, pero nada que un labial en tono intenso, como el infaltable rojo, no arregle.

También se sugiere aplicar hielo para mejorar la inflamación, la cual es normal y disminuirá posteriormente.

Durante las primeras 24 horas posteriores a la aplicación sí se recomienda evitar las bebidas calientes, fumar, exponerse directamente al Sol y tomar baños de vapor, pues el material se puede volver líquido.

Después de la primera o de haber terminado el tratamiento, el mantenimiento dependerá de la rección de cada paciente, del tipo de material utilizado, en algunos casos una aplicación seis meses después y luego otra a los 18; así como una mensual durante tres meses y otra a los seis, como parte del mantenimiento.

Volumen al instante

En cuanto a opciones tópicas para el aumento temporal de volumen de labios, el doctor Fernando Arriola sugiere aquellos que retengan la humedad y que por lo tanto mantendrán hidratados los labios. Algunas opciones son: TNS Lip Plump System, Booster Pro, así como Hydroderm lip serum.

Toma nota de algunos tips para tener siempre tu sonrisa fresca:

  • Mantenlos siempre hidratados
  • Evita la exposición al Sol
  • Disminuye el uso de camas solares
  • Utiliza siempre protector solar