JotDog

JotDog
María Barrancuda y Jorge 'la Chiquis' Amaro integran el dueto mexicano de pop JotDog.
Foto: Seitrack

Sin tener un nombre ni decir quiénes eran, la música de JotDog comenzó a conquistar seguidores a través de Myspace en 2005. Cuatro años después, sus temas lograron nominaciones como el Latin Grammy, ganaron premios y la ovación de fans. Con su nuevo disco JOTDOG 2: Turista del amor, el dueto mexicano llega renovado, eliminando la etiqueta que los clasificaba en el género electrónico y sumergidos en el pop. De este disco de 11 temas, que salió en México a finales de 2011 y este mes en EEUU, se desprenden dos sencillos, el tema que da nombre al disco y Lluvia de estrellas. En entrevista desde Ciudad de México, la cantautora María Barracuda y el músico Jorge “la Chiquis” Amaro, hablan del desarrollo de este proyecto y aclaran la fugaz estancia de Alejandro “Midi” Ortega.

¿Cómo describes este nuevo disco?

María: Un amigo lo calificó como poético-desmadraso. El disco anterior era principalmente electro-pop y nosotros quisimos quitarnos esa etiqueta de lo electrónico porque consideramos que no debemos tener tantas limitaciones. Dentro del pop hay más libertad de ser creativos.

¿Les gustó quedarse en pop?

María: Sí, nos ha gustado mucho, es un genero muy divertido y que da mucha libertad… de repente dentro del rock hay mucho racismo musical y no puedes tener tantas libertades porque la gente te critica o no te acepta. [En cambio] el Pop es más divertido.

Se dice que tus temas se centran mucho en tus experiencias personales como el amor no correspondido. ¿Qué tan cierto es?

María: No son temas personales, yo creo que son temas generales, de la humanidad. El que no haya sufrido de desamor que aviente la primera piedra. Pero los temas no son tanto de desamor sino de amores corruptos. Es como el diseño de la vida que siempre te tienes que fijar en el que no te hace caso… es el diseño de Dios.

¿Cuándo es tu mayor proceso creativo, con amor o desamor?

María: Tengo que estar contenta para componer porque por eso le puedo poner sentido del humor a las tragedias. Mis canciones siempre tienen ese elemento. Es como decirle a a esa persona no es tan especial porque a todos nos pasa lo mismo.

¿Qué nuevos elementos musicales incluyeron en este disco?

‘la Chiquis’: Hay más guitarras, elementos más orgánicos, más dramas en sonidos. Decidimos incorporar más elementos porque en el disco anterior –que es relativamente viejo porque lo grabamos en 2005, aunque no salió hasta 2009–, no habíamos jugado tanto como ahora con la letra y la música. Incorporamos más ritmos, sonidos cumbiancheros, tropicales, un poco de rock, estuvimos experimentando con muchas cosas. En México escuchamos de todo tipo de música, caminas por una calle y escuchas música metálica, de mariachi, pasito duranguense, a Luis Miguel… México es una gran orgía musical. Hay mucha diversidad. Nosotros lo que hicimos en este disco, aparte de acumular experiencia, fue escuchar mucha música de lo que se escucha en el país.

¿Esa experiencia les dio mejor definición como dueto?

‘La Chiquis’: Sí. Recurrimos a todas esas experiencias musicales que hemos pasado en nuestras vidas y también las incorporamos al discos. Es un disco más orgánico, las letras tiene un gran contenido poético, comunican mucho sentimiento y estado de ánimo; te transportan a que sufras, goces y perdones. A diferencia del otro disco van encontrar, pero infinitamente, más sensaciones sentimentales y musicales. Es más completo. Más maduro.

¿Cómo lo conceptualizaron?

‘La Chiquis’: No hubo un concepto. Lo trabajamos igual que el otro. Nos pasó lo mismo, en un principio no sabíamos de qué iba a tratar cada canción, sino que simplemente nos dejamos fluir.

Esta vez trabajaron sin Midi (quien forma parte del grupo Moenia)…

‘La Chiquis’: Midi nunca trabajó con María y conmigo en el otro disco. Hay una confusión; muchos creen que Midi estuvo involucrado en la producción del disco pero no es así. Midi nunca estuvo en JotDog en ese aspecto. Desde un inicio siempre fuimos María y yo. Midi era un músico invitado que tocaba [el teclado] en vivo con nosotros, como tuvimos otros músicos invitados. Midi llegó en 2009, cuando el disco ya estaba hecho y fue porque entonces nos pedían hacer shows y no teníamos tecladistas y fue que lo invitamos. La idea era que Midi se quedara con nosotros pero por compromisos de Moenia [banda a la que siempre ha pertenecido] no tuvo tiempo. A JotDog le fue muy bien, tuvimos varias nominaciones y compromiso y ya no nos pudo acompañar.