Nuevas caras y sonidos

Nuevas caras y sonidos
Lana del Rey, a quien la crítica sitúa entre las estrellas emergentes musicales de 2012.
Foto: EFE / Universal Music

MADRID, España.– Hubo un tiempo en el que los nombres de Beyoncé, Jssie J, Adele o Justin Bieber resultaban tan desconocidos como hoy pueden sonar los de Emeli Sandé, Lana del Rey o Michael Kiwanuka, nuevos músicos que, según los especialistas, reúnen bazas suficientes para convertirse en las sorpresas que despunten en 2012.

De todo ese grupo, la que sin lugar a dudas más comentarios ha suscitado ha sido la estadounidense Lana del Rey. A su más que agraciado físico se une un peculiar timbre, una estética de diva sexy de los años 40 (en línea con su icono, Lana Turner) y un sonido retro, del que hace gala en el disco Born To Die, que se publicará a finales de enero.

De ella se escribió que se había criado en una autocaravana, pero luego se supo que en realidad es hija de un magnate de internet. Quizá la confluencia de tantos atractivos resultó entonces una impostora para el público alternativo y muchos son los fans musicales que en las últimas semanas se han rebelado contra ella, acusándola de ser un producto de laboratorio.

Casi tanta expectación ha despertado la escocesa de orígenes zambios Emeli Sandé, que acompaña a Coldplay en su gira por Reino Unido y Europa. Además, protagoniza junto al rapero Professor Green uno de los últimos éxitos de las listas británicas, Read All About It.

El 14 de febrero publicará su debut, Our Version of Events, y los Brit Awards ya la han distinguido con el Premio de la Crítica, que conceden al artista con mayor proyección del próximo año y que en anteriores ediciones recayó en gente como Adele (2008), Florence And The Machine (2009), Ellie Goulding (2010) y Jessie J (2011).

Una distinción similar ha recibido de los expertos encuestados por la BBC Michael Kiwanuka. Considerado el Sonido de 2012, este músico toma el testigo precisamente de Jessie J, Sonido de 2011, quien el pasado año se convirtió en la debutante que más discos vendió en Reino Unido, por delante incluso de Noel Gallagher.

Kiwanuka, procedente de Londres y de ascendencia ugandesa, es un cantante de soul con un poso en su voz impropio para un joven de 24 años y unas influencias que abarcan estilos tan diversos como el folk y el grunge de Nirvana. El 27 de marzo publicará su primer disco, Home Again.

En el segundo y en el tercer lugar de esa lista de la BBC quedaron otras dos promesas emergentes, Frank Ocean y Azealia Banks, respectivamente. Antes de lanzar su álbum de debut, que estará listo a lo largo de la primera mitad de 2012, el estadounidense Ocean colaboró con otros artistas, por ejemplo, escribiendo temas como “I Miss You” para Beyoncé.

Por su parte, Banks es una rapera neoyorquina que, tras abandonar el sello XL Recordings por diferencias creativas, utilizó YouTube como plataforma de lanzamiento con piezas como “212”, que atrajeron la atención de prestigiosos medios como la revista Pitchfork. Para su nuevo disco, trabaja junto al productor Paul Epworth, uno de los responsables del celebrado “21” de Adele.

Con el nuevo año también podría publicarse el tercer EP o, incluso, el primer álbum largo de Florrie, compositora y cantante británica con cara de ángel y querencia por el pop bailable que ha prestado su imagen y su voz a una conocida marca de perfumes, aunque tras esa frívola carta de presentación, se halla una sólida formación musical junto al grupo Xenomania.