Aparece muerto en prisión el asesino de niña boricua

Ryan Brunn, de 20 años, fue condenado el pasado martes a cadena perpetua

Tan reciente como este martes, Ryan Brunn estuvo en corte.
Tan reciente como este martes, Ryan Brunn estuvo en corte.
Foto: AP / Archivo

Atlanta, 19 de Enero – El asesino convicto de una menor hispana a la que violó y mató a finales del año pasado en Georgia se suicidó hoy en la prisión en la que desde el martes cumplía una condena de cadena perpetua, informaron las autoridades estatales.

Ryan Brunn, de 20 años, trabajaba como encargado de mantenimiento del complejo de apartamentos en el que vivía Jorelys Rivera, de siete años, de la que abusó sexualmente y luego mató a puñaladas.

Brunn se había declarado culpable este martes tras confesar el crimen, con lo que había evadido la pena de muerte y debía cumplir una condena de cadena perpetua sin derecho a libertad condicional.

El asesino confeso fue encontrado inconsciente en su celda a las 4:15 pm (hora local) y fue trasladado a un hospital, adonde fue declarado muerto a las 5:37 pm, de acuerdo con el Departamento de Prisiones de Georgia.

La pequeña, de origen puertorriqueño, desapareció en diciembre pasado mientras se encontraba en el área de juego del complejo de apartamentos en el que vivía junto a su mamá y hermanos en Canton, Georgia, y su cuerpo no fue encontrado sino hasta tres días después en un contenedor de basura del residencial.

El caso de la menor provocó hoy la renuncia del jefe de la policía de Canton, tras darse a conocer un informe en el que se revelaba graves errores en las labores de búsqueda e investigación del suceso.