Flor Troconis expone realidad

Artista lleva sus obras a Beverly Hills
Flor Troconis expone realidad
Catorce cuadros realizados en acuarela recogen la visión de pobreza de Flor Troconis.
Foto: EFE

La pintora venezolana Flor Troconis presentará en la acaudalada ciudad de Beverly Hills su exposición Life as We Don’t Know it, para sensibilizar al público californiano sobre la necesidad de ayudar a quienes viven en situación de pobreza.

En entrevista, la también diseñadora de joyas, dijo que sintió la necesidad de poner esta realidad frente a los ojos de mucha gente que ignora que en el mundo existe más de mil millones de personas viviendo en condiciones paupérrimas quienes, en el mejor de los casos, habitan casas construidas con tal fragilidad que es difícil entender cómo es que se sostienen.

“Pero al mismo tiempo esas viviendas son una explosión de color, de formas y estructuras impredecibles que resguardan la vida que hay allí, la vida de gente triste o no triste, pero ciertamente con muchas necesidades económicas y nosotros podemos hacer algo para ayudarlos”, dijo la artista que ha expuesto en Turquía, Nueva York, Miami y California, pero esta será la primera vez que aborda este tema.

Un porcentaje de lo recaudado en esta muestra se destinará a la organización sin fines de lucro Foundation for True Life In God, (TLIG), que trabaja a nivel mundial ayudando a personas que están en extrema pobreza.

Específicamente, el dinero se enviará al capítulo de esta organización en Venezuela, La Verdadera Vida en Dios, que atiende a ancianos, mendigos y niños de la calle en el oeste de la ciudad de Caracas proveyéndoles albergue, comida, atención médica, psicológica y espiritual.

La exposición tendrá lugar en el restaurante y galería Coupa Cafe, ubicado en la calle Canon Drive, en Beverly Hills, donde artistas latinos y anglosajones han mostrado sus obras, además de la significativa exposición fotográfica que recoge el trabajo que durante años ha realizado en África la dueña de este establecimiento, Camelia Coupal, voluntaria de la Fundación Children International.

Desde el jueves pasado y hasta el 19 de febrero, 14 cuadros realizados en acuarela trabajada con yeso y papel de arroz para darles textura, mostrarán con sobrado colorido la visión artística que recoge Troconis de los humildes ranchos que pueblan los cerros de Caracas y las favelas que delinean irregulares asentamientos en Río de Janeiro.

“Yo quiero que la gente sepa lo que hay detrás de esos ranchitos y que con mis pinturas los vea de cerca y se imagine lo que hay detrás de esas paredes. Yo veo que la vida de las personas es una vida dura, una vida difícil, por eso quiero que nos motivemos a ser generosos, a compartir e involucrarnos con este planeta”, explicó la venezolana de 59 años, cuya madre trabajó dos décadas en el Movimiento Internacional de Educación Popular Fe y Alegría, visitando los barrios de Caracas.

Como artista el nombre de Flor Troconis, quien estudio joyería y escultura en Bennett College, y diseño textil en Parsons School of Design, en Nueva York, además de dibujo y acuarela en The Brentwood Art center, en California, firma originales piezas de joyería que diseña desde hace 10 años.

Como parte de la filosofía que profesa en 2005 creó La pulsera de las afirmaciones.

Su diseño se ha convertido en una pieza en las muñecas de muchos de los promotores de la ley de la atracción, entre ellos Eli Davidson, conocida coach de las estrellas de Hollywood y autora del libro Funky To Fabulous quien, además de usarla siempre, hace alusión a esta pieza en su participación en el segundo documental del best seller El Secreto.

En los próximos meses, Life as We Don’t Know it llegará a Miami y a San Francisco, para luego continuar su recorrido por las galerías de otras ciudades del país.