Giants por ticket al Super Bowl

Víctor Cruz ve muchas similitudes entre los Giants de ahora con el equipo neoyorquino que -contra todo pronóstico- ganó el Super Bowl hace cuatro años a los favoritos Patriots de New England, tras superar las lesiones y toda clase de adversidad.
Giants por ticket al Super Bowl
Jugadores de los Giants de Nueva York entrenan entrenan bajo la mirada del 'head coach' Tom Coughlin, center, para el partido de hoy ante los 49ers en San Francisco por el campeonato de la NFC.
Foto: AP / Julio Cortez

NUEVA YORK – Víctor Cruz ve muchas similitudes entre los Giants de ahora con el equipo neoyorquino que -contra todo pronóstico- ganó el Super Bowl hace cuatro años a los favoritos Patriots de New England, tras superar las lesiones y toda clase de adversidad.

El receptor de raíces puertorriqueñas considera que los Giants están en situación de repetir esa historia.

Pero antes, hoy mismo, la franquicia neoyorquina tiene un duro reto cuando enfrente (6:30 p.m. – Tv: FOX) a los 49ers en San Francisco en el partido de campeonato de la Conferencia Nacional.

Cruz, que en los dos partidos previos de postemporada no ha podido celebrar un touchdown con su singular baile de salsa, espera hacerlo hoy. Pero, según indicó esta semana, su interés primordial es ayudar al equipo a calificar al Super Bowl, la última meta del club.

Contrario a los dos partidos previos de playoffs, los Giants (11-7) encaran el juego de hoy como favoritos, especialmente tras dejar en el camino a los campeones vigentes del Super Bowl, los Packers de Green Bay, al vencerlos la semana psada por marcador de 37-20, en el mismo Lambeau Field.

Hoy, el equipo dirigido por Tom Coughlin espera imponer una vez más su férrea defensa ante los 49ers (14-3), que los vencieron 27-20 en la décima jornada de la temporada regular, también en San Francisco, sorprendiendo especialmente a los ‘G-Men’ al completar pases en first down.

El pasado fin de semana, los 49ers se impusieron de forma espectacular por 36-32 a los Saints de New Orleans, en el partido divisional, disputado también en el Candlestick Park.

Tras derrotar a los Packers -que el 4 de diciembre se llevaron la victoria por 38-35 del MetLife Stadium- para los Giants ésta será su segunda revancha consecutiva, ambas fuera de su reducto, como ocurrió en los playoffs de la temporada 2007.

Eli Manning sabe lo que es ganar fuera de casa pero, sobre todo, lo que significa disfrutar de la victoria en el Super Bowl. Y aunque esta semana estuvo delicado de salud, por un virus estomacal, el mariscal de campo viajó a San Francisco confiado de volver a escribir historia.

El domingo pasado contra los Packers, Manning lanzó para 330 yardas y tres touchdowns y los Giants ganaron su cuarto partido consecutivo. Sus jugadores y entrenadores tienen fe de que pueden repetir el éxito de la campañ a del 2007, en que ganaron todos los juegos de playoffs como visitantes.

“Estamos disputando el campeonato de la NFC. Es una oportunidad de ganar y avanzar al Super Bowl”, dijo el quarterback de Nueva York, quien expresó su optimismo de lograr un resultado positivo ante un rival que ya enfrentaron esta campaña.

“Ya los enfrentamos una vez. Sabemos que es un buen equipo, nadie lo niega eso, estaremos jugando ante un gran equipo, que está jugando lleno de confianza. Va a ser emocionante enfrentarlos otra vez y ver lo que podemos hacer”, agregó Manning, quien la semana pasada en Green Bay demostró por qué se encuentra entre los mejores mariscales de campo en la actualidad.

Cruz, como los otros jugadores, desestimaron la lluvia que se pronostica para hoy en San Francisco porque recordaron que saben jugar en cualquier condición climatológica.

El juego de hoy no sólo será una revancha del partido del 13 de noviembre pasado, sino del anterior enfrentamiento por el campeonato de la Conferencia Nacional disputado el 20 de enero de 1991, que ganaron los Giants 15-13, cortando así las ilusiones de los 49ers de buscar un tercer título consecutivo de Super Bowl.

Ese año, la franquicia neoyorquina logró su segundo trofeo Lombardi al imponerse a los Bills de Buffalo.

Los Giants consideran además que están en condiciones de llegar a otra revancha en el Super Bowl XXXV, sea ante los Patriots -a los que vencieron en el Super Bowl del 2008- o ante los Rams, ante los que cayeron en el 2000.

La afición neoyorquina, a la distancia, estará alentando a los ‘G-Men’ con la ilusión de que califiquen hoy al Super Bowl XLVI, que tendra lugar el 5 de febrero en Indianapolis.

?>