El Oscar de la vergüenza

El Oscar de la vergüenza
'The Adventures of Tintin'
Foto: Paramount Pictures

Una vergüenza. Esta es la única forma como se puede calificar la omisión de The Adventures of Tintin del quinteto de filmes nominados a Mejor Película Animada.

Entiendo que los miembros de la Academia, que anunció ayer las candidaturas, apuesten por un cine de corte pseudo experimental como el que representan la española Chico & Rita o la francesa A Cat in Paris.

Pero nominar a Puss in Boots y Kung Fu Panda 2, dos producciones mediocres del género por encima de la maravillosa película de Steven Spielberg no es cuestión de gustos: es cuestión de sentido común, de saber de lo que se habla.

¿Será por el estilo de animación de The Adventures of Tintin, el de captura de movimiento en lugar de animación por computadora, como es tradicional en el cine de hoy? Si es así, la decisión de los votantes ha sido absurda.

Curiosamente, tanto Puss in Boots como Kung Fu Panda 2 son producciones Dreamworks Animation, compañía que casi siempre domina los premios Annie, dedicados al género de animación, algo que siempre ha sido visto como extraño teniendo en cuenta que las cintas de Pixar Animation siempre son más alabadas desde un punto de vista artístico y crítico.

Por cierto, Cars 2, de Pixar, que no es exactamente el mejor filme de la empresa responsable de obras maestras como la trilogía Toy Story, Wall-E o Up, se quedó sin nominación por primera vez en su historia.

Lo que también resulta una vergüenza, si se tiene en cuenta la fascinante animación que mostraba.

Del resto de nominaciones -predecibles la mayoría- indicar la también vergonzosa ausencia de Steven Spielberg como Mejor Director por War Horse; la incursión de solo dos nominadas en el apartado de Mejor Canción: la maravillosa Man or Muppet, de The Muppets, y la más convencional Real in Rio, de la cinta animada Rio; y po supuesto el toque latino que aportan las nominaciones a Bichir, Iglesias, Trueba, Lubezki y Bejo, entre otros, y de las que se habla en el artículo adjunto.

Ahora solo hay que esperar a que el día 26 se lea el nombre de la ganadora al Mejor Filme de 2011, según la Academia, que será The Artist, si The Descendants no lo remedia (aunque yo espero que sí lo remedie).